Fórmula 1

- Juan Manuel Fernández Pellón

La lluvia llega a la F1 2017

Los Formula One Test Days han vivido esta mañana su momento más atípico. A pesar de que brillaba el sol, el asfalto estaba empapado y los monoplazas levantaban una espectacular estela de agua a su paso.

El motivo es que el Circuit de Barcelona-Catalunya vive un inusual simulacro de lluvia para que las escuderías tengan ocasión de rodar por primera vez esta pretemporada con los nuevos neumáticos Pirelli de agua. No ha sido el caso de Mercedes, encerrada en boxes casi todo el tiempo por un problema eléctrico.

Para hacer posible las condiciones de agua, durante la noche y a primera hora de la mañana, el trazado catalán ha sido regado por varios camiones cisterna. A las 9h00, parecía que había caído un auténtico chaparrón e incluso había algunas zonas encharcadas. Varios equipos han madrugado para aprovechar tan extremas condiciones, antes de que el sol y el calor secara el piso.

Max Verstappen (Red Bull) y Kimi Raikkonen (Ferrari) han sido los primeros en salir a pista con gomas de lluvia. Tras ellos, Antonio Giovinazzi (Sauber), Nico Hülkenberg (Renault), Stoffel Vandoorne (McLaren) y Romain Grosjean (Haas). Un poco más tarde, se incorporaba Sergio ‘Checo’ Pérez con su Force India, mientras que Daniil Kvyat (Toro Rosso) apenas completaba una vuelta de instalación, tras la cual el equipo anunciaba que debía cambiar el motor del STR12 “por precaución”.

Sin duda, Williams ha sido la gran ausente esta mañana. Cabe recordar que ayer terminaron la sesión de forma prematura por un espectacular accidente del joven rookie Lance Stroll. El equipo ha informado que, como consecuencia de la colisión, debía cambiar el chasis de su monoplaza y que, por tanto, daba por finalizada la primera semana de test.

Tampoco hoy se ha visto demasiado a Mercedes. Después de tres horas de inactividad en pista, el propio Lewis Hamilton desvelaba que no saldría a causa de unos “problemas eléctricos”. Toda una sorpresa, después de que la exhibición de fiabilidad mostrada por el equipo en las tres jornadas de test celebradas esta semana, con más de 150 vueltas diarias, repartidas entre Hamilton y Bottas. A última hora, han logrado subsanar el contratiempo y el piloto finlandés ha completado una decena de giros pensando ya en la tarde.

En lo que se refiere al cronómetro, decir que Verstappen ha sido el más rápido con neumáticos de lluvia (1:40.191). Las alternancias al frente de la tabla de tiempos han sido constantes, ya que conforme se ha ido secando el asfalto, los equipos han ido montando compuestos más blandos y, lógicamente, los registros han ido mejorando vuelta a vuelta. No obstante, los tiempos se han quedado muy lejos del 1:19.705 marcado ayer por Valtteri Bottas (Mercedes). El más rápido esta mañana ha sido Kimi Raikkonen (Ferrari), con 1:22.305 y el más activo, Nico Hülkenberg (Renault), con 51 vueltas acumuladas.

Esta tarde, podría repetirse el guión de manera casi calcada ya que, durante el descanso para almorzar, han reaparecido los camiones cisterna para volver a regar el asfalto. Los neumáticos están siendo, sin duda, los grandes protagonistas de la jornada.