Fórmula 1

- Redacción

La llave para recuperar la competitividad de McLaren

La reconstrucción de McLaren para salir del pozo en el que se encuentra ha vivido hoy un nuevo episodio. Los británicos han fichado a James Key, el que fuera hasta ayer director técnico de Toro Rosso, para que se ocupe de la coordinación del diseño del monoplaza de 2019. Otro paso más para tratar de retener a Fernando Alonso.

Key, de 46 años, es uno de los ingenieros más reputados del paddock. Key tiene dos décadas de experiencia en la F1, habiendo comenzado su carrera en Jordan en 1998. Permaneció con el equipo al convertirse en Midland, Spkyer y Force India, ascendiendo al puesto de director técnico. Se unió a Sauber en 2010 antes de mudarse a Toro Rosso dos años más tarde.

Mientras tanto, Matt Morris ha dejado su papel como Director de Ingeniería de McLaren, aunque esto no está relacionado con la inminente llegada de Key.

McLaren está experimentando un cambio significativo en las última semanas, con Eric Boullier dejando su puesto como director de competición a principios de este mes como parte de una reestructuración de liderazgo. El ex campeón de Indycar Gil de Ferran , que había trabajado en el equipo como asesor, ahora es director deportivo, con Andrea Stella nombrado director de rendimiento .

McLaren es actualmente séptimo en el campeonato de constructores con 48 puntos, 262 por debajo de los líderes Mercedes y 28 por delante de Toro Rosso. No han ganado una carrera desde el Gran Premio de Brasil en 2012. Desde 2014, han logrado solo dos podios, mientras que su último campeonato de constructores fue hace dos décadas, en 1998.