Fórmula 1

- Kevin Muñoz

El insólito castigo de la FIA a Max Verstappen

El piloto holandés de Red Bull cumplirá en el ePrix de Marrakech uno de los dos días de servicio público que le impuso el organismo rector por su trifulca con Esteban Ocon en el Gran Premio de Brasil.

Toca cumplir la pena. Una de las situaciones más bochornosas y mediáticas de la pasada temporada del Mundial de Fórmula 1 fueron los empujones que Max Verstappen propinó a Esteban Ocon al término de la carrera de Interlagos – donde el francés, doblado, impactó con el de Red Bull cuando este iba liderando la prueba-.

En su momento, la FIA decidió sancionar al holandés con una multa económica y la obligación de realizar dos días de servicio público. Esta medida, cuanto menos sorprendente, se aplicará hoy mismo, cuando Max Verstappen realizará la primera de las dos jornadas impuestas por el organismo rector del automovilismo mundial durante la celebración del ePrix de Marrakech.

El piloto de Red Bull realizará tareas relacionadas con el trabajo de los comisarios de la carrera y en todo momento será supervisado por el ex piloto de Fórmula 1, Vitantonio Liuzzi.

La medida es más que sorprendente, llegando a tener tintes cómicos, pero como todos sabemos, la ley es la ley y se aplica de manera imparable.