Fórmula 1

- Kevin Muñoz

Un imperial Bottas, se impone en Australia

El piloto finlandés es el primer líder del Mundial de Fórmula 1 tras vencer claramente en Albert Park. Lewis Hamilton completa el doblete de Mercedes por delante de Max Verstappen. Mal los Ferrari y abandono de Carlos Sainz.

Se ha puesto las botas, nunca mejor dicho. El primer gran premio de la temporada no ha cumplido el guión preestablecido tras la sesión de clasificación del sábado y se ha saldado con una espectacular victoria de Valtteri Bottas.

El finlandés ha volado sobre la pista australiana, con un ritmo muy superior a sus rivales y cimentando su triunfo en la salida, donde ha arrancado las pegatinas a su compañero de equipo y poleman, Lewis Hamilton.

Las ‘Flechas de Plata’ han dado un golpe encima de la mesa con el piloto menos esperado. Además, Bottas se ha llevado el punto extra al lograr la vuelta rápido en el penúltimo giro de la carrera, lo dicho, fin de semana de ensueño para el nórdico, que lidera el campeonato por primera vez en su trayectoria.

Menos contento se ha mostrado Hamilton. El pentacampeón se ha complicado la carrera en la salida y después nunca ha podido igualar la velocidad de su compañero. Defendiéndose al inicio de los Ferrari, ha terminado la carrera tapando huecos a Max Verstappen.

Gran salida de un Sainz que iba camino de los puntos hasta que ha tenido que abandonar. | Jerry Andre / SUTTON

Una vez más, el espectáculo en pista lo ha puesto el holandés de Red Bull que ha finalizado en una meritoria tercera plaza. Primer podio en la era híbrida para un motor Honda, que de la mano del equipo del Milton Keynes ha dado un paso adelante en todos los sentidos. Por cierto, el adelantamiento del gran premio ha sido marca de Verstappen, que le ha hecho un exterior tremendo a Sebastian Vettel en la tercera curva de Albert Park.

El alemán de Ferrari no ha podio, en ningún momento, pelear de tú a tú con los Mercedes. Además, pasado el ecuador de la carrera ha ido perdiendo ritmo y eso ha dado alas al Red Bull de Verstappen, que lo ha superado como un avión. Vettel ha preguntado a su ingeniero por qué iban tan lentos, algo que Ferrari todavía no entiende.

Peor podría haber sido para el germano, ya que ha visto como el equipo italiano ha tenido que dar órdenes de equipo a Charles Leclerc para que este no superase a su teórico jefe de filas en las últimas vueltas.

Lo que mal empieza, peor acaba. Carlos Sainz, que ayer tuvo muy mala fortuna y no pudo pasar de la Q1, se ha visto obligado a abandonar al romper el motor Renault de su McLaren. El español había realizado una gran remontada en las primeras vueltas hasta que el propulsor francés ha dicho basta. Una lástima, toca pasar página y la suerte volverá.

F1