Fórmula 1

- Laura Martín

Honda, de McLaren a Toro Rosso y Sainz a Renault

Los secretos a voces se han corroborado, McLaren-Honda finaliza su asociación en la Fórmula 1 para suministrar motores a Toro Rosso, mientras que Carlos Sainz correrá para Renault.

Honda acaba de revolucionar el patio de la categoría reina de los monoplazas al confirmar la suspensión de su asociación con McLaren al finalizar esta temporada. Dicho acuerdo está vigente desde el regreso de la Fórmula 1 de Honda en 2015 y lo seguirá estando en las carreras restantes hasta el final del calendario 2017. Desde McLaren aseguran que una vez llegados a este punto, la ruptura es lo mejor para el interés de ambas compañías para alcanzar sus ambiciones por separado.

A la vez que Honda comunicaba la ruptura con McLaren, anunciaba lo que ya esperábamos, su acuerdo con la Escudería Toro Rosso para el suministro de unidades de potencia de cara a la temporada que viene. Ahora tocará esperar a la temporada 2018 para descubrir si es cierto que los de Honda sólo necesitaban “algo más de tiempo” para solucionar sus problemas de fiabilidad y potencia.

Además, también se ha conocido que McLaren, tras su ruptura con Honda, ha firmado un acuerdo con Renault para que sean estos quienes les suministren las unidades de potencia a partir de ahora. Ambos equipos y compañías han firmado un contrato de tres años de duración en la Fórmula 1.

Tras tres años en la Fórmula 1 con Toro Rosso, el madrileño será cedido a Renault para 2018. | Mark Sutton / SUTTON

Carlos Sainz a Renault

Buenas noticias para los españoles, ya que el otro rumor que más ha dado que hablar durante los últimos días se ha confirmado. El madrileño continuará perteneciendo a la Escudería Toro Rosso pero estará cedido en Renault junto a Nico Hulkenberg. Esta cesión será de un año y cabe la posibilidad de que comience a correr para Renault de cara al Gran Premio de Malasia de este año. De esta forma, solo faltaría por conocer los planes de Fernando Alonso, que aún no ha anunciado sus planes de futuro para el año que viene.