Fórmula 1

- Josep Viaplana

Hamilton vuelve a ganar y Ferrari pone la salsa en Bahrein

El piloto de Mercedes no dio pie a las sorpresas y se adjudicó una nueva victoria en Bahrein que le consolida como líder del Mundial de F1. Kimi Raikkonen y Nico Rosberg secundaron al británico en el podio

Lewis Hamilton se ha impuesto de forma brillante esta noche en el GP de Bahrein, cuarta prueba de la temporada, en una carrera en la que se ha refrendado que los Ferrari están más cerca de lo que se presumía y en la que Kimi Raikkonen le ha arrebatado a Nico Rosberg la segunda plaza a dos vueltas del final. Fernando Alonso, por su parte, ha completado el mejor gran premio de este 2015 y se ha quedado en puertas de sumar los primeros puntos.

Después del primer periplo de la temporada, a punto de recalar en Europa el próximo 10 de mayo en Barcelona, la lectura positiva de este arranque de la temporada es que los Mercedes ya no ganan sin bajar del autocar y que la mejoría que se auguraba en Ferrari es una evidencia a favor del espectáculo. Por el contrario, la carrera hacia el título parece ya muy bien encaminada por Hamilton, que además de marcar las cuatro poles, ha conseguido tres de las cuatro victorias posibles y fue segundo en Malasia tras Vettel. El inglés está protagonizando un inicio de campeonato para enmarcar, sin errores y es, claramente, el gran favorito para revalidar el título.

Mercedes ha gestionado la carrera de Hamilton y Rosberg guardándoles las espaldas de los Ferrari y Nico ha mantenido varias luchas con Sebastian Vettel de las que ha salido ganador. Sin embargo, la Scuderia jugó con dos estrategias diferentes y el hecho de que Raikkonen montara los neumáticos duros en el segundo stint y se dejara blandos para el final ha puesto la emoción a la prueba. El ritmo de remontada del finlandés ha sido espectacular y a dos vueltas del final ha superado a Rosberg, quien bajo presión, se ha ido largo en la curva 1 y ha allanado el camino de Kimi, terminando muy cerca del vencedor.

Con Hamilton por delante otra vez desde la salida, el foco se ha centrado nuevamente en Nico Rosberg. El alemán ha salido al ataque y, pese a perder posición con Raikkonen en la primera curva, en la novena vuelta ya había pasado a Kimi y Vettel. Sin embargo, cada vez que entraba a boxes salía por detrás de Sebastian y le obligaba a pasarle otra vez en pista. El Ferrari no podía con ellos, pero podía mantener el ritmo y no le dejaban atrás. Su lucha con Vettel ha dejado en segundo plano la posición del finlandés, que con diferente estrategia les ha sorprendido al final e incluso pudo haber tenido opción de ganar la carrera de no mediar el tráfico.

En cuanto a Sebastian Vettel, que por primera vez desde que llegó a Ferrari no ha estado en el podio, hay que señalar que le ha podido más el corazón que la cabeza y ha cometido algunos errores a lo largo de la carrera que le han llevado de luchar por la victoria, ya que Hamilton nunca pudo escaparse, a acabar quinto no pudiendo superar al Williams de Bottas tras tener que hacer un pitstop adicional después de romper el ala delantera cuando era segundo y se defendía del enésimo ataque de Rosberg.

Fernando Alonso, por su parte, ha realizado su mejor carrera desde que debutó en Sepang. Si en la calificación cruzó por primera vez la barrera de la Q1, esta noche en Bahrein ha acariciado los primeros puntos. Ha terminado undécimo y ha evidenciado unos progresos en las prestaciones del coche. La carrera, sin embargo, ha empezado con todo un mazazo para los de Woking, que han visto como Jenson Button era incapaz de salir de boxes al no poder solucionar los problemas en el sistema de recuperación de energía que le han hecho vivir todo un calvario este fin de semana.

Carlos Sainz, por otro lado, que arrancaba en el top ten, ha vivido una carrera difícil, que ha culminado en la vuelta 31 cuando ha tenido que abandonar después del segundo pitstop al parecer por un problema en la rueda. Cuatro vueltas más tarde abandona también su compañero de equipo, Max Verstappen, por un problema mecánico. En cuanto a Roberto Merhi, al igual que en entrenamientos, en esta ocasión no ha podido superar a Will Stevens en su lucha por evitar el farolillo rojo.