Fórmula 1

- Josep Viaplana

Hamilton, tricampeón del mundo

El británico se ha impuesto en una espectacular carrera en Austin y ha sentenciado su tercer título. Carlos Sainz ha obtenido una brillante séptima plaza.

Lewis Hamilton ha hecho buenos los pronósticos y esta noche ha certificado en Austin el tercer título en una carrera espectacular, repleta de incidentes y en la que por fin ha dejado de llover después de un fin de semana caótica por la llegada del Huracán ‘Patricia’. El inglés ha ganado este GP de Estados Unidos por delante de un errático Nico Rosberg y de Sebastian Vettel, quienes en los tres grandes premios que restan van a jugarse el subcampeonato.

Hamilton, como es habitual en él, ha sustentado el triunfo, en su ambición. Desde la salida hasta que le han mostrado la bandera a cuadros ha empujado a tope y ello le ha dado la décima victoria de la temporada en dieciséis grandes premios. No se admite discusión. Lewis ha sido el mejor piloto esta temporada y el título es más que merecido.

Ha pasado a la historia con su tercer título, el segundo consecutivo con Mercedes. El inglés ya es matemáticamente campeón porque tiene 76 puntos de ventaja sobre Vettel, que es el segundo en la clasificación provisional, cuando hay 75 en juego. Lewis ya ha ganado diez carreras este año, reflejándose su excelente momento de forma al imponerse en cinco de las últimas seis carreras y anoche también superó a Sebastian Vettel como el tercer piloto que más victorias ha conseguido en la historia de la Fórmula 1, que ahora suman ya 43. Sólo es superado por Michael Schumacher y Alain Prost.

La suerte le ha vuelto a sonreír en los lances claves de la carrera. En la salida ha arrinconado a Rosberg en la primera curva, echándole fuera y haciendo que su más directo rival cayera hasta la quinta plaza. Del lance él salió como líder, sin el más mínimo rasguño en el coche. La aparición del safety car por el accidente de Kvyat en la vuelta 43 también le echó un cable para entrar a cambiar neumáticos y perder un tiempo mínimo con sus adversarios más directos. Y finalmente un error de Nico Rosberg en la vuelta 49 le puso el triunfo en bandeja. El alemán perdió ligeramente el control de su coche cuando lideraba la carrera y Hamilton lo aprovechó para situarse primero y sentenciar el campeonato.

Sebastian Vettel, al que solo le servía acabar segundo si ganaba Lewis, intentó infructuosamente hasta el último metro superar a Rosberg, pero el alemán no pudo con la mayor velocidad del Mercedes en un día en el que Nico ha vuelto a mostrar las carencias que ha enseñado esta temporada.

Con sobresaliente hay que calificar la carrera de los jóvenes Max Verstappen, que a diez vueltas del final era segundo, y Carlos Sainz, quien se ha recuperado del accidente de la calificación y de otra penalización por superar el límite de velocidad en el pitlane para acabar sexto (séptimo tras la penalización de 5 segundos). Verstappen ha hecho una carrera extraordinaria, muy agresiva, siempre al ataque y sin complejos. Sainz, que en la salida ha ganado ocho posiciones, ha ido recuperando progresivamente hasta acabar en una posición que es su mejor resultado en F1 desde que debutó en un ya lejano mes de marzo en Australia.

Por otro lado, en cuanto a Fernando Alonso hay que señalar que en una carrera llena de problemas y desajustes estratégicos sufrió una pérdida de potencia en el motor Honda de su McLaren y quedó fuera de los puntos después de que a diez vueltas del final rodara quinto. El próximo fin de semana se disputa en México DF la décimo séptima prueba del Mundial en el remodelado circuito de los Hermanos Rodríguez.