Fórmula 1

- Josep Viaplana

Hamilton, más cerca del título. Carrerón sin premio de Sainz

Lewis Hamilton tiene su tercer título, el segundo consecutivo con Mercedes, en sus manos. El inglés se ha impuesto hoy con autoridad en el GP de Rusia, decimoquinta prueba de la temporada y tiene ya una ventaja de 66 puntos con respecto a Sebastian Vettel cuando quedan por disputarse sólo cien

Es la novena victoria de la temporada del campeón, que ha ganado cuatro de las últimas cinco carreras disputadas y ha igualado con Vettel en ser el tercer piloto que más victorias ha conseguido en la historia de la Fórmula 1, con 42.

Hamilton podría proclamarse campeón dentro de dos semanas en Austin, con tres carreras de antelación, si en el GP de Estados Unidos le saca nueve puntos al alemán de Ferrari (gana y es tercero) y dos a Nico Rosberg (gana y es segundo). Vettel, gracias a su segunda plaza y al abandono de Rosberg, se ha situado segundo en la clasificación provisional del Mundial.

La suerte se le ha vuelto en contra a Nico Rosberg, ya que después de marcar la pole y de hacer una gran salida se ha tenido que retirar por un problema en el acelerador en la séptima vuelta cuando lideraba la carrera y ha dejado el camino allanado para que Hamilton sumase un nuevo triunfo.

La salida ha sido accidentada. Ericsson ha chocado contra Hulkenberg, que había hecho un trompo en la primera curva, y ha provocado la primera salida del coche de seguridad. Verstappen, que también ha hecho un trompo, y Grosjean han tenido que pasar por boxes. En la reanudación, en la vuelta 4, Bottas sorprende a Raikkonen para situarse tercero, después de que el finlandés de Ferrari hubiera ganado dos posiciones en la primera salida. La pelea entre ambos ha durado toda la carrera y ha acabado en el último giro cuando Kimi se ha llevado por delante al Williams cuando luchaban por el tercer peldaño del podio.

Sebastian Vettel, que ha superado a Bottas y Raikkonen en el pitstop, en la vuelta 31, también ha tenido una carrera plácida desde entonces para acabar segundo, justo por delante de Sergio Pérez, que se ha beneficiado del rifirrafe entre Bottas y Raikkonen. El mexicano, que cambió neumáticos en la vuelta 12 después del accidente de Grosjean, que se estrelló contra el muro en la curva 3, provocando la segunda salida del coche de seguridad, ha visto correspondida al final su osadía con su primer podio del año y el quinto de su carrera.

Quien no ha tenido suerte tampoco hoy ha sido Carlos Sainz, el cual ha visto como tenía que abandonar en la vuelta 47 después de quedarse sin frenos, lo que le ha provocado dos salidas de pista casi consecutivas. El madrileño, que por la mañana había recibido la autorización de los médicos para correr, era séptimo y estaba protagonizando una actuación sobresaliente.

Por último, hay que señalar que Fernando Alonso ha entrado en los puntos por tercera vez este año y, al igual que en Hungría, McLaren ha visto como sus dos coches acababan entre los diez primeros. Ello, sin embargo, no oculta las deficiencias de un coche que sigue sin ser competitivo.