Fórmula 1

- Javier Arenas

Fernando Alonso se muestra molesto ante los medios

No es ningún secreto que las cosas no están bien en Ferrari. Los resultados no acompañan y el futuro, en la parte de la dirección, aún está por definir tras la reciente salida de Luca di Montezemolo. A todo esto hay que añadirle que la 'silly season', época de rumores y especulaciones centrada en el parón de temporada, para Fernando Alonso está empezando a ser demasiado larga. Pero ahora, concretamente, la gota que ha colmado el vaso han sido las informaciones que hablan de un trasvase entre él y Sebastian Vettel, por el que el asturiano pasaría a ser piloto de Red Bull la próxima temporada y el alemán, de Ferrari.

Alonso ha sido claro y taxativo, en Singapur, cuando se le ha preguntado sobre su futuro. "Estoy haciendo un año espectacular, con el triple de puntos que mi compañero, quizá, junto con 2012, mi mejor año. Y, cada carrera, tengo que apagar los fuegos que vienen de Italia. Es un poco raro esto… No tengo nada que decir, y si tengo que decir algo lo haré en unas semanas. A alguien no le gustará porque alguna vez seré yo quien haga las filtraciones interesadamente".

Lo que más le preocupa es que los rumores vienen de dentro y eso es, precisamente, lo que le ha hecho saltar. "Esto no viene bien a nadie. Creo que he hecho equipo y he trabajado con ellos cercanamente durante todos estos años. Me empeño en tener buen ambiente, en ir a cenar con los chicos, en jugar al baloncesto, continuamente estar cerca de todo el grupo, para que luego vengan todas estas cosas de Italia…".