Fórmula 1

- Redacción

La F1 en la casa de Red Bull

El domingo se celebra la 27ª edición del Gran Premio de Austria. La carrera se disputó por primera vez sobre un circuito con forma de “L”, en el Aeródromo de Zeltweg. En aquella ocasión, el italiano Lorenzo Bandini venció al volante de un Ferrari F1-63. Sin embargo, se acabó por abandonar esta sede, ya que el trazado era de cemento y no de asfalto, y no estaba a la altura.

La carrera regresó al calendario en 1970 en el circuito nuevo de Osterreichring, con una longitud de casi 6 kilómetros, repleto de subidas y bajadas que unen los pueblos de Zeltweg y Spielberg. La Fórmula 1 visitó ese trazado por última vez en 1987, volviendo una década más tarde a un trazado más corto, de 4,3 kilómetros, nombrado A1 Ring. La última vez que se corrió en Spielberg fue en 2003. Ahora la Fórmula 1 vuelve al mismo trazado con una infraestructura renovada y modernizada, gracias a la obra de Red Bull.

Ferrari ha ganado cinco veces en Austria, lo que equivale a un porcentaje de éxito del 19%. La primera fue, como hemos mencionando previamente, gracias a Bandini. La Scuderia ganó de nuevo cuando el Osterreichring reabrió sus puertas, de la mano del belga Jacky Ickx, que encabezó un doblete por delante del suizo Clay Regazzoni, cruzando la meta ambos coches con una diferencia de tan solo 61 centésimas de segundo.

Casi 30 años más tarde, en 1999, Eddie Irvine venció en un Ferrari F399, aprovechando un conflicto interno en McLaren, que obligó a retirarse al líder del campeonato Mika Hakkinen. Las otras dos victorias las consiguió Michael Schumacher en 2002 y 2003, la última tras un pequeño susto. Cuando su compañero de equipo Rubens Barrichello entró a boxes, no funcionó el equipo de repostaje y tuvo que utilizar la plataforma de Schumacher para abastecer su F2003-GA. Cuando poco después entró el alemán, aún quedaba algo de combustible en la boquilla y empezó a arder, provocando un impresionante incendio. Schumacher, impasible, no se inmutó y se quedó en el habitáculo, con un ojo puesto en los mecánicos de Ferrari, eso sí, que estaban actuando con una gran lucidez. Finalmente el campeón pudo salir de nuevo a pista tras perder unos pocos segundos. Michael se reincorporó en tercera posición y acabó ganando la carrera.

Junto a Jenson Button y Felipe Massa, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen son precisamente los únicos pilotos de la actualidad que han corrido aquí previamente en Fórmula 1.