Fórmula 1

- Kevin Muñoz

Doblete de Mercedes y mala fortuna para Sainz

Lewis Hamilton se lleva la primera pole position de la temporada en Australia y certifica el dominio de las 'Flechas de Plata'. Ferrari sin opciones tras los alemanes y el español de McLaren no ha podido superar la Q1 por el tráfico.

Fue un farol. Hoy se ha terminado de comprobar que la estrategia y velocidad aparente de los Mercedes durante los test de pretemporada fue premeditadamente lenta para ocultar sus cartas. Ha sido llegar al Circuito de Albert Park y primer golpe doble encima de la mesa.

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas han copado la primera línea de la parrilla del Gran Premio de Australia tras demostrar ante los ojos de todo el mundo que las ‘Flechas de Plata’ han empezado la temporada donde lo dejaron en 2018, arriba.

El británico se ha impuesto una vez más a su frío compañero de equipo y ha sumado su sexta pole consecutiva en el Gran Premio de Australia, todo un récord únicamente superado en la historia por un tal Ayrton Senna que salió siete veces seguida desde la primera posición en el Gran Premio de San Marino.

Por detrás de los Mercedes, ofuscado y decepcionado por el enésimo día de la marmota, Sebastian Vettel. El alemán se ha quedado a siete décimas del registro de Hamilton, es decir, una locura que no augura nada bueno para el equipo italiano de cara a la carrera de mañana, donde, de inicio, el ritmo de los Mercedes es mucho mejor que el de los monoplazas rojos.

Sainz se ha visto perjudicado por un Williams y no ha podido pasar a la Q2. | Glenn Dunbar

Hará bien Vettel en no descuidarse en la salida y proteger su posición, ya que a su lado partirá Max Verstappen. El holandés ha salvado los muebles de Red Bull en el primer Gran Premio con Honda y ha conseguido clasificarse por delante del segundo de los Ferrari, el de Charles Leclerc, quinto.

Los Haas se han eregido en esta sesión de clasificación como el cuarto equipo de la parrrilla colocando a Romain Grosjean y Kevin Magnussen en la sexta y séptima posición, justo por delante de un sorprendente Lando Norris que ha terminado octavo en su debut con McLaren seguido de Kimi Raikkoenn y Sergio Pérez.

La Q1 ha sido una auténtica lotería debido al tráfico y a la gran igualdad de los equipos de la zona media de la tabla. En un último intento frustrado por encontrarse el Williams de Kubica, que rodaba lento al haber pinchado una rueda, Carlos Sainz no ha podido completar sin problemas su vuelta y se ha quedado fuera a las primeras de cambio.

Desafortunado inicio del madrileño –décimo octavo- con un McLaren que ha demostrado signos positivos y que hoy podía luchar por la Q3. Como ha indicado el propio piloto español, hay que pensar en la remontada en una carrera que siempre nos deja muchas alternancias y golpes inesperados.

F1