Fórmula 1

- Kevin Muñoz. Fotos: Sutton Images.

Cinco años de la última exhibición del 'Kaiser'

Michael Schumacher se hizo con la pole position del Gran Premio de Mónaco de 2012, en la que su última gran demostración de talento en el Mundial de Fórmula 1.

El talento puro es inmune al paso del tiempo. De esta forma es sólo concebible proezas y exhibiciones de enorme calibre de deportistas veteranos en cualquier tipo de deporte de más alto nivel. Hoy recordamos la que fue la última pole position del piloto más laureado de la historia de la Fórmula 1, Michael Schumacher.

Corría la temporada 2012 y esa iba a ser la última que disputaría el ‘Kaiser’. El siete veces campeón del mundo no disfrutó de una segunda juventud en el ‘Gran Circo’ tras volver a las carreras en 2010 después de su primera retirada en 2006. El equipo Mercedes tampoco cumplió con las expectativas y los tres años que contó con los servicios de Schumacher la marca de la estrella trabajó duro en cimentar su éxito del futuro – ahora presente -.

Con todo, los resultados de Schumi en sus tres campañas no acompañaron, pero de tanto en tanto dejó píldoras de su inacabable talento, por mucho que ya por entonces peinase canas. La última exhibición de coraje del germano llegó en la sesión de clasificación más importante y famosa de la temporada, la del Gran Premio de Mónaco.

Lástima que Schumacher no pudiese hacer efectiva esa pole en Mónaco | SUTTON
Lástima que Schumacher no pudiese hacer efectiva esa pole en Mónaco

Al volante de su ‘Flecha de Plata’, Schumacher logró en las calles de Mónaco dejar su selló – una vez más – adjudicándose la pole position. Fue la 68ª pole y última de su dilatada y exitosa trayectoria en el Mundial de Fórmula 1. Precisamente, ayer se cumplieron cinco años exactos de aquella proeza protagonizada por un piloto de 43 años.

Lamentablemente, el último canto del cisne de Michael Schumacher en la especialidad que le dio todo no pudo resultar efectivo. A pesar de marcar el mejor crono, el alemán portaba una penalización de cinco posiciones – por un incidente con Bruno Senna - de la carrera anterior disputada en el Circuito de Barcelona-Cataluña y se vio relegado al sexto lugar de la parrilla.

Agridulce efeméride del último acto deportivo de uno de las mayores leyendas del automovilismo mundial, que desde hace más de tres años está inmerso en la carrera más importante de su historia. Esperemos que, algún día, podamos volver a hablar en presente de buenas noticias respecto al estado de salud de Schumacher.