Fórmula 1

- Redacción

Alonso, único e irrepetible

Este domingo Fernando Alonso se despedirá de la Fórmula 1 tras 17 años en los que dio a conocer este deporte a la mayoría de los españoles.

Con un bagaje de 32 victorias y 2 campeonatos del mundo, aparte de otros muchos guarismos impresionantes en su palmarés, Fernando Alonso pone punto y aparte, esperemos, a una vida dedicada a esta especialidad.

Comenzó con tan solo 20 años en el modesto equipo Minardi, donde estuvo un par de temporadas, para después pasar a formar parte de Renault, primero como probador y al año siguiente como piloto oficial.

Con la marca francesa vinieron sus mayores éxitos, como la primera victoria en un GP en 2003 o los dos títulos mundiales en 2005 y 2006.

Su paso por McLaren, en primera instancia (2007), se saldó con sabor agridulce ante el choque generacional y de intereses de equipo con Lewis Hamilton. Eso le hizo volver a Renault, donde se encontró con un monoplaza bastante inferior al de los rivales.

En 2010 ficha por Ferrari, y lo que todos creían que sería un tándem invencible se convirtió en un peregrinaje hacia un título que nunca se consiguió. Eso sí, sumó 11 triunfos y 3 subcampeonatos.

Con su regreso a McLaren (2015) empezó su calvario en la categoría, y también la desilusión de todos los aficionados españoles, incrédulos ante tanto despropósito con los motores Honda, primero, y Renault, después.

Alonso pone fin a una agonía en la F1 que no se la merecía, pero quizá las decisiones tomadas en las últimas temporadas no fueron las correctas.