Fórmula 1

- Ferrari.com

Alonso: "En Bahréin habrá que estar atentos al consumo del combustible y a los neumáticos"

El Campeonato cambia de escenario en cuestión de horas y se traslada hasta Baréin, sede de la mayor parte de los entrenamientos que se han llevado a cabo esta pretemporada, para disputar el próximo domingo sobre el Circuito de Sakhir la tercera carrera del año.

En Malasia Fernando Alonso consiguió una valiosa cuarta posición, mientras que Kimi Raikkonen al menos sacó provecho de la experiencia de haber completado otra distancia de carrera, puesto que el incidente de la primera vuelta le privó de haber sumado un buen puñado de puntos. Antes de dejar Malasia, Fernando Alonso nos habló de cómo veía el GP de Bahrein.

"Con respecto a los entrenamientos de Bahréin, llegamos ahora a la carrera con un mejor conocimiento del reglamento y un mejor conocimiento de cómo se desarrollan las carreras este año, de la interacción entre la parte electrónica del coche y el motor, los frenos, y también desde el punto de vista del piloto, de cómo manejar estos coches de Fórmula 1 nuevos. Creo que probablemente la carrera será un poco más sencilla de lo que habíamos previsto en febrero.

Creo que la parte más difícil del circuito de Bahréin son las frenadas. Se trata de un circuito en el que sucesivamente te encuentras con una recta larga, luego una fuerte frenada, seguida de una curva cerrada, luego otra vez recta larga, fuerte frenada, etc… Por tanto, el rendimiento de los frenos y la velocidad punta serán probablemente las mayores prioridades en la puesta a punto del coche.

Creo que en Australia y en Malasia hemos visto distintos tipos de carreras. En Australia vimos una carrera con más énfasis en el consumo de combustible, mientras que en Malasia estuvimos atentos a la degradación de los neumáticos. En Bahréin, creo que sinceramente habrá una mezcla de ambas: el consumo del combustible, que tendremos que preservar un poco, y la degradación de los neumáticos. Creo que las temperaturas en el circuito de Bahréin serán bastante altas y eso provocará, obviamente, una degradación de los neumáticos.

Será una carrera dura para todos, sin lugar a dudas. Vimos cómo de exigente es el circuito cuando fuimos en febrero, cuántos problemas experimentaron todos en Bahréin, y creo que la carrera será dura y exigente desde el punto de vista mecánico. También, tras estas dos carreras, sabemos que tenemos una dura competencia con Mercedes, Red Bull y algunos equipos punteros, e intentaremos mejorar, subir nuestro nivel y tener un buen fin de semana en Bahréin."