Coches

- Rafa J. Cid

Vuelven los rumores sobre el regreso del motor rotativo a Mazda

La firma podría estar ultimando un RX 9 para sustituir al anterior RX 8 en 2019.

Los motores rotativos –con rotores giratorios en vez de pistones–, fueron inventados por Félix Wankel en los años 20 del siglo pasado, y NSU, hoy en poder de Audi, fue la firma que les dio fama en los 70. Pero tuvieron problemas de fiabilidad: "cuando se cruzaban dos NSU, sus conductores sacaban la mano por la ventanilla mostrando al otro varios dedos" –me contó en una ocasión un alemán aficionado al automovilismo– "era para contarse el número de veces que habían tenido que cambiar el motor".

Asi que fue Mazda, poco después, la que adquirió la patente y comenzó a emplearlos con éxito. Sus máximos logros fueron nada menos que ganar las 24 Horas de Le Mans con el 787B de cuatro rotores, y en las calles, el magnífico RX 8 de 231 CV. Pero su producción cesó en 2010, sin continuador, por algunos problemas como excesivo consumo de aceite o bajo par motor.

Mazda RX-8, fabricado de 2002 a 2010.

Mazda quiere que regresen los motores Wankel, y así lo han expresado muchos de sus directivos. Pero quieren un producto perfecto. Y podrían haberlo conseguido con una nueva versión 1.6 turboalimentada de hasta 400 CV, que podría montarse en el que sería el RX-9, basado en el prototipo RX Vision de 2015.

Esperemos que estos rumores se conviertan en realidad. Tanto Mazda como su público así lo desean. Os dejamos una instantánea del 787B que ganó Le Mans en 1991.

.