Novedad

- Redacción

Vuelve la magia GSi a Opel

Estas siglas, que evocan el pasado de los modelos más deportivos de la marca alemana, llegan ahora al Insignia.

Las siglas GSi, que se asociaron por primera vez al Opel Manta y al Opel Kadett hace 33 años, se ponen de nuevo de actualidad tras un período de cinco años sin utilizarse en la oferta de productos de Opel.

Ahora los recibe un nuevo Insignia que será presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt en septiembre y que empezará a comerciarse apenas un mes después de su debut ante el público.

Obviamente lucirá el histórico logotipo, pero son muchas e interesantes las características que irán asociadas a este Insignia. Para empezar, contará con chasis deportivo y frenos Brembo, elementos ambos que se han puesto a punto en el Circuito de Nürburgring. El motor de 2 litros turbo con 260 caballos transmitirá su potencia a través de un sistema de tracción integral con reparto vectorial de par, y la caja de cambios será automática de ocho velocidades, la cual se podrá operar mediante levas en el volante.

Vuelve un logotipo con historia. | Opel

Por supuesto, todo esto “aderezado” con una estética y detalles racing que afectan tanto al exterior como al interior. Ejemplo de ello es el elegante y deportivo alerón trasero o las espectaculares llantas de 20 pulgadas, pero también los asientos tipo bacquet con reposacabezas integrado del habitáculo.

Espectaculares los asientos tipo bacquet. Además de ambiente racing, hay calidad en el interior. | Opel

Tecnológicamente estará también muy bien dotado para la conducción, con programas (Standard, Tour, Sport y Competición) que ajustarán varios parámetros a nuestra manera de conducir, incluso desactivando el control de tracción.

El alerón trasero y las salidas de escape dan clara idea de cuál es la orientación de este modelo. | Opel