Zona retro

- Redacción

A la venta el único 155 GTA Stradale, el M3 que Alfa Romeo no se atrevió a fabricar en serie

El enorme éxito de los 155 en competición tentó a la firma italiana a lanzar un coche de planteamiento radical en los 90, pero solo se fabricó el prototipo que ahora vende Bonhams.

Este Alfa Romeo es realmente muy especial: el único prototipo construido para la creación de una serie limitada del Alfa Romeo 155 GTA Stradale para celebrar el éxito de Alfa Romeo en las carreras de turismos en la década de los 90. Pero desafortunadamente se quedó como hijo único, pues al final dicha serie derivada de los 155 de carreras no llegó a producirse. Ahora, esta unidad se ofrece en subasta de Bonhams en la ciudad italiana de Padua, el próximo día 27 de octubre. El precio de partida es de 180.000 euros, y AQUÍ tienes el link oficial con toda la info.

El alerón trasero es uno de los elementos recientemente restaurados. | Bonhams

El 155 fue inmensamente exitoso en carreras de turismos en toda Europa, ganando el Campeonato de Superturismo italiano y el Campeonato DTM alemán (ambos con Nicola Larini al volante); el Campeonato de España de Turismos (con Adrián Campos en 1994 y Luís Villamil en 1995); y el Campeonato Británico de Turismos (con Gabriele Tarquini). Su reemplazo, el 156, sería igualmente competitivo.

El 155 se impuso en los campeonatos de Turismos de Italia, DTM Alemán o España, en este caso en manos de Adrián Campos y Luís Villamil. | Bonhams

Tras el éxito en la competición de los 155, Alfa Romeo decidió producir una versión Stradale, similar a los exitosos modelos Mercedes-Benz 190 E 2.5-16 y BMW M3. El proyecto 155 GTA Stradale comenzó bajo la supervisión del legendario ingeniero Abarth y el "padre" del Lancia 037, Sergio Limone. Mecánicamente, el prototipo se basa en el 155 Q4, el más deportivo de la gama 155, que utiliza básicamente el mismo motor y los mecánicos que el Lancia Delta Integrale, aunque con la carcasa del diferencial trasero en hierro fundido (no de aluminio) para cambiar la inclinación del peso.

El vehículo se encuentra en perfecto estado de conservación. | Bonhams

El motor fue preparado para la especificación del Grupo N y la carrocería modificada con pasos de rueda más grandes, parachoques delanteros y traseros y un gran alerón trasero. Además, se cambió la suspensión, similar a la del Lancia Delta Integrale, mientras que el interior, deportivo y de lujo, se desarrolló en cuero negro con asientos deportivos anatómicos.

El Doctor Sid Watkins -en el asiento del copiloto- actuó en el 155 Stradale durante el GP de Italia de 1994. | Bonhams

Pero los jefes de Fiat vieron dos problemas principales: uno era que hubieran preferido un motor de seis cilindros más potente, y el segundo era el costo relativamente prohibitivo, pues necesitataría una línea de producción separada. Por lo tanto, el proyecto se abandonó y el flamante 155 GTA que ves en las fotos es el único que se ha construido.

El motor, de 4 cilindros, deriva del empleado en el Lancia Delta Integrale. | Bonhams

El prototipo se mostró en el Salón del Automóvil de Bolonia y también se usó en el Monza Gran Premio de Italia de 1994 como un automóvil médico, conduciendo al legendario neurocirujano británico y oficial médico de la FIA, el Dr. Sid Watkins. Posteriormente, terminó en el taller de Tony Fassina en Milán, donde permaneció durante cuatro años antes de ser comprado por uno de los amigos del Sr. Fassina. Este último luego llevó el automóvil a Alemania, donde se registró por primera vez en carretera. En 1999, Alfa regresó a Italia, formando parte de la colección privada de un especialista en preparación de motores de Alfa Romeo y entusiasta en la región de Marche hasta que cambió de manos, y se lo pasó a su actual propietario recientemente.

En definitiva, han tenido que pasar tres décadas para que un proyecto como el 155 GTA Stradale se hiciese realidad: es el actual Alfa Romeo Giulia Quadrifolgio Verde.