Coches

- Rafa J. Cid

El Trion Nemesis subirá el listón a los 2.000 caballos

Trion Supercars (TSC), una nueva empresa californiana, quiere desarrollar un superdeportivo para batir al Bugatti Veyron y al Hennessey Venom.

Trion nació en 2012 como “la alternativa americana a los supercoches europeos”, y su primer proyecto es tremendamente ambicioso: se llama Nemesis, y se trata de un deportivo con motor V8 biturbo de 2.027 CV. Además, esta colosal cifra de potencia se asocia con un chasis muy ligero, fabricado en fibra de carbono y otros materiales de vanguardia como el inconel, una aleación de níquel-cromo.

El Nemesis se encuentra todavía en base de proyecto, con lo que sus prestaciones son todavía una especulación. Se habla de una velocidad de 450 km/h y un paso de cero a cien en 2,8 segundos, cifras que rivalizan, o superan, a los modelos más rápidos del planeta.

El Nemesis contará con capacidad para variar sus reglajes, y el set up más agresivo disponible será el “Predator Mode”, en el que se liberará toda la comentada cifra de potencia y se ajustará la aerodinámica, que será activa.

Por el momento, pocos más datos tenemos de este nuevo proyecto. El mes que viene se espera que se inicie la construcción del primer prototipo. Pronto sabremos si tenemos un nuevo fabricante de supercoches… o un vendedor de humo.