Novedad

- Rafael J. Cid

Toyota y Subaru refuerzan su alianza y prometen nuevos GT86 y BRZ

Realizarán un desarrollo conjunto de la segunda generación del coupé deportivo compacto.

El GT86 fue el primer deportivo de la actual gama de Toyota, que tras años centrada en modelos híbridos abrió así por fin la puerta a la pasión en su gama, ahora apuntalada por el Supra. Mientras, Subaru se forjó en los rallyes y logró fama internacional con el Impreza WRX STI, al que el BRZ acompañó en sus últimos latidos. 

GT86 y BRZ fueron desarrollados en conjunto por Toyota y Subaru, pero sus bajas ventas y las cada vez más exigentes normas anticontaminación dejaron en el aire su renovación. Afortunadamente, en un comunicado conjunto, Toyota y Subaru han confirmado que su alianza se afianza, y en el futuro hay hueco para la segunda generación de este coupé deportivo.

Poco más sabemos de su futuro. En principio, lo más probable es que mantenga el motor Bóxer de Subaru, con una potencia que podría alcanzar los 245 CV, aunque estamos en el terreno de las especulaciones.

A mayores, ambas firmas –que han intercambiado acciones, con el 20% de Subaru ya en poder de Toyota– planean además desarrollos conjuntos en el terreno de coches eléctricos, autónomos y de tracción total, además de la transferencia de tecnología híbrida de Toyota a Subaru.