Coches

- Rafa J. Cid

El talante deportivo regresa a la gama 308 con las versiones GT

Ofrecen un chasis más firme y potencias de 180 y 205 CV, en versiones diésel y gasolina respectivamente.

Hoy es un día de celebración para los amantes de Peugeot. Ellos recuerdan bien los éxitos deportivos y la agilidad del 306, cuya plataforma, con evoluciones, se mantuvo demasiados años vigente, en concreto hasta el 308 de la generación previa a la actual tras pasar por el 307. En todo ese tiempo engordó y creció para favorecer la suavidad o la seguridad… y olvidó por completo la deportividad. Hubo versiones 308 GTi, pero no merecían tal apellido.

Ahora el cuento es otro. El Peugeot 308 sigue llamándose como su predecesor, pero cuenta con la nueva plataforma modulable del grupo, más ligera y compacta que la anterior, y por ello perfecta base para el desarrollo de modelos deportivos. Los primeros en llegar a la gama ya están listos: se trata de las versiones GT 180 y GT 205, que montan, respectivamente, los motores 2.0 BlueHDi de 180 CV. con cambio automático de seis velocidades y el 1.6 THP de 205 CV. con caja de caja manual de seis marchas.

No solo de pan vive el hombre, y no solo por su cifra de potencia se definen los coches deportivos. Así, los 308 GT cuentan con una amortiguación reajustada que endurece entre un 10% y un 20% su respuesta para mejorar la agilidad sin llegar a comprometer el confort, rebajando la altura del coche entre 7 y 10 mm. Frenos más grandes y neumáticos Michelin Pilot Sport 3 son otras de sus características.

Estéticamente también hay elementos que distinguen a los GT, como el capot con nuevas líneas convergentes que imitan los arañazos de “las garras del león”, defensas, llantas específicas de 18 pulgadas, faldones alterales, difusor de aire trasero o retrovisores lacados en negro. Mientras, un atractivo pespunte rojo ha invadido diversos puntos del interior, desde el salpicadero a los tejidos, y palanca de cambios, alfombrillas o pedales son también únicos de este acabado. En cuanto a carrocerías, los GT estarán disponibles en versiones de 5 puertas y familiar (SW).

En definitiva, si el pretérito 308 no era una buena base para versiones deportivas, el nuevo modelo resulta particularmente indicado para ellas, y los nuevos GT no hacen otra cosa que abrir el apetito de modelos aun más potentes. La firma del León, si quiere, podría competir sin problemas contra apellidos de la competencia como Cupra, GTi o RS, a los que sus nuevos 308 GT empiezan a acercarse.