Coches

- Rafael J. Cid

El Subaru WRX STI regresa con 305 caballos de potencia

Tras la versión prototipo, el modelo definitivo puede verse en el Salón de Detroit. Pierde el nombre de Impreza.

Con los ecos de sus victorias históricas en el Mundial de Rallyes, y sin el apellido Impreza, el Subaru WRX STi sigue siendo un icono internacional que se reinventa ahora de manera continuista. Tanto que mantiene los colores que le hicieron famoso en las manos de Colin McRae o Carlos Sainz: azul con llanta dorada.

Su corazón es el motor boxer turboalimentado de 2.5 litros, que genera 305 CV. Entrega toda esta potencia a las cuatro ruedas mediante una caja manual de seis velocidades, y para ello el Subaru Symmetrical All-Wheel Drive ha recibido mejoras, sobre todo electrónicas, pues ya contaba nada menos que con tres diferenciales.

Suspensión, dirección y relaciones de cambio han sido revisadas en el circuito de Nurburgring, y estamos deseando subirnos a sus mandos para contarte hasta que punto han mejorado la dinámica de este deportivo tan eficaz, cuya distancia entre ejes ha crecido 25 mm: una circunstancia que no mejora el paso por curva pero sí la facilidad de conducción.

El interior mejora su calidad con la inclusión de superficies de tacto blando, ausentes en el Impreza anterior, y presenta un volante asimétrico. No faltan los logotipos STi, tampoco detalles en materiales como fibra de carbono.

El interior mejora con la inclusión de superficies blandas. |