Novedad

- Rafael J. Cid

La Serie 1 de BMW regresa con tracción delantera

La tercera generación de este compacto llegará en octubre con mas espacio interior y sistemas de tracción delantera o total para decir adiós a la propulsión y a las carrocerías de tres puertas.

La Serie 1 vive una revolución. BMW rompió una de sus más firmes tradiciones, la tracción trasera, al lanzar los monovolumen Active Tourer de tracción delantera, y ahora los nuevos Serie 1 cuentan con la misma arquitectura. Se ofrecerán en versiones “todo adelante” y de tracción total, pero la tracción trasera pasa al olvido. Aun así, y dado que no habrá versiones de 3 puertas, BMW deshoja la margarita en lo que a la Serie 2 se refiere. Quizá en ella opte por mantener las vibrantes sensaciones de la propulsión. Pronto lo sabremos.

BMW

La tracción delantera ha traído consigo más espacio interior, y con la misma longitud que su predecesor, incluso algo menos, el nuevo modelo es más amplio por dentro, en particular el espacio del maletero (de 380 litros, 20 más que antes) y el de los pasajeros de los asientos traseros.

BMW

Exteriormente, distinguimos al nuevo modelo al primer golpe de vista por los nuevos riñones de la parrilla frontal, que han crecido y se han enmarcado en grueso cromado. Mientras, por dentro encontramos relojes digitales y la calidad premium que esperamos de un BMW, con sistemas como el de control por gestos, proyección de datos en el parabrisas, apertura con el móvil, control del perímetro para evitar golpes y un larguísimo etcétera.

BMW

Novedades dinámicas

El modelo más prestacional de la Serie 1, dado que no contará con versiones de seis cilindros, será el M135i, armado con el bloque de cuatro cilindros más potente de la casa, un 2.0 de 306 CV.

Se ofrecerá únicamente en versión xDrive de tracción total, y contará con sistemas de control electrónico de tracción como el ARB, un limitador de deslizamiento estrenado en el i3s, parecido al control de estabilidad, pero que actúa directamente en la unidad de control del motor, o el Performance Control, que funciona según el ángulo de giro del coche. Afortunadamente, toda esta electrónica se conjuga también con un autoblocante delantero mecánico de tipo Torsen.

BMW

La gama gasolina la completa la versión 118i (3 cilindros, 1.5 litros, 140 CV), y habrá tres diésel en el momento del lanzamiento, los 116d (3 cil., 1.5 l., 116 CV), 118d (4 cil., 2.0 l., 150 CV) y 120d XDrive (4 cil., 2.0 l., 190 CV).

BMW afirma que sus nuevos modelos marcarán una nueva cima dinámica en tracción delantera y total. Pronto nos subiremos a ellos para comprobarlo y contártelo.