Coches

- Rafael J. Cid

La séptima generación del Chevrolet Corvette, desde 79.990 euros

El deportivo americano por excelencia recupera la denominación Stingray, utilizada en los años 60. Entrega 466 caballos de potencia.

Disponible a partir de otoño en carrocerías cerrada y abierta (Coupé y Convertible respectivamente), el Corvette C7 Stingray afila sus líneas y evoluciona manteniéndose fiel a sus historia. Con 4,5 metros de longitud, este biplaza mantiene la tracción trasera y el motor en posición central delantera. Éste último es el LT1 6.2 V8 de 466 CV, que como novedad adopta inyección directa, distribución variable y desconexión de cilindros, vanguardistas tecnologías que contrastan con sus dos válvulas por cilindro o su único árbol de levas en el bloque. La línea de escape, por su parte, es capaz de variar el sonido del motor. Como es tradición, las suspensiones independientes en ambos ejes siguen teniendo como elemento elástico ballestas, y gracias al sistema de control electrónico-magnético de la amortigución, esta puede variar su dureza para garantizar confort o deportividad, según desee el conductor. Motor, dirección y caja de cambios también pueden adaptar su respuesta en la misma dirección. Disponible con caja de cambios automática de seis velocidades o manual de siete, pesa 45 kilos menos que su predecesor gracias a su estructura de aluminio y carrocería de fibra de carbono.