Coches

- Rafa J. Cid

Sebastian Vettel prueba el Infiniti Eau Rouge

Es un prototipo que la firma japonesa quiere llevar a la producción en serie, aunque esta posibilidad no ha sido todavía confirmada.

Infiniti sueña con una berlina de altas prestaciones que rivalice con fieras como el BMW M4, y su respuesta es el Q50 Eau Rouge, nombre de una de las más famosas curvas de la Fórmula 1, en el circuito de Spa. Sin embargo, aunque ya lo hemos visto como prototipo en los salones de Detroit y Ginebra, la firma en poder de Nissan todavía no ha confirmado su paso a la producción en serie.

Mientras deshoja la margarita, nos muestra imágenes de la toma de contacto de Sebastian Vettel con el Eau Rouge, que monta el motor del Nissan GTR con 560 caballos de potencia, cifra superior a la de rivales aun más colosales, como los BMW M5. La prueba tuvo lugar en el circuito de Millbrook, en el Reino Unido, y no se trata de una coincidencia: Sebastian Vettel es el Director de Prestaciones de Infiniti -su Red Bull Lleva motor Renault, firma hermana de Nissan-, y participa en el desarrollo de sus coches más deportivos. "Estamos analizando con él la viabilidad del proyecto, la forma definitiva, analizando componentes".

En definitiva, el Eau Rouge tiene todas las papeletas para llegar a los concesionarios, y esta afirmación podría ser corroborada definitavamente -o desmentida- el próximo día 20 de este mes en el Salón del Automóvil de Beijing.

Aquí teneis el video de Vettel con el Eau Rouge.