Pruebas

- J.M. FERNÁNDEZ PELLÓN. Fotografía: Jorge BRICHETTE

Seat 600 JTR Racing ¡Si el abuelo levantara la cabeza!

En 2016, el almeriense Juan Trino compitió en el Campeonato de España de Montaña con un Seat 600 construido por él mismo. Este espectacular vehículo, equipado con el propulsor de una moto Suzuki Hayabusa, fue adquirido posteriormente por José Mari Ponce para competir en Rallyes, debutando con él en el Islas Canarias. Hemos tenido la oportunidad de probar la tercera unidad construida de este coche, propiedad del vasco Javier Elortegi.

En 2017, Seat celebró por todo lo alto el 60º aniversario del lanzamiento del 600. Este coche, responsable de la motorización de España en los años 60, fue en su momento también el escalón de acceso a la competición de numerosos pilotos.

Mezcla entre turismo, CM y barqueta, este coche es un auténtico aparato. | Jorge Brichette

Hace unos meses, después de conversar en varias ocasiones con Juan Trino, el almeriense “inventor” de este vehículo tan singular, me encontré en el listado de inscritos de la Subida a Secadura en Cantabria a Javier Elortegi. Este vasco, que se había iniciado en 2017 en las carreras compitiendo en Montaña, era el piloto que Trino me había dicho que había adquirido la tercera unidad de su creación, el Seat 600 JTR Racing. Aprovechando que estaba en mi tierra, acudí a ver la última pasada de la subida, presentándome a Javier y a Juan, que estaban allí estrenando este coche. Quedamos en hacer esta prueba racing que hoy leéis y que pudimos concretar en las instalaciones del Circuito Kotarr de Burgos.

Sus imponentes aletas delanteras y traseras, que esconden las llantas de 13 pulgadas de diámetro, incrementan su anchura hasta los 1,75 metros

A sus 42 años, Javier Elortegi se ha iniciado en las carreras la pasada temporada, primero con un CM con unos comienzos algo dubitativos, ya que no estaba seguro de valer para ello, y una vez comprobado que es un mundo que le apasiona, hizo el encargo a JTR Racing de una unidad de este Seat 600. Mi padre corrió a mediados de los años 70, y a mí siempre me gustó este mundillo. Sin embargo, falleció en un accidente de tráfico cuando yo tenía 18 años y el tema quedó aparcado durante estas dos décadas. El hecho de dar el paso se debe a que apoyaba el programa de competición de un piloto amigo, y él mismo y otros colegas, como Joseba Iraola, me animaron a que probara suerte. Así que me puse las pilas y me planté en la primera carrera con un CM”. Como podéis comprobar, valiente el hombre. Natural de la localidad vizcaína de Urdúliz, Javier regenta una compraventa de coches en Mungia, Belako Automoción, nombre que decora la carrocería de este singular Seat 600.

El Seat 600 construido por JTR Racing y propiedad del vasco Javier Elortegi es uno de los coches de carreras que más satisfacciones nos ha dado al probarlo. | Jorge Brichette

En Rallyes, con José Mari Ponce

A Elortegi le gustó desde el primer momento este coche, que, como sabemos, compitió con el propio Juan Trino, su constructor, en el Campeonato de España de Montaña de 2016 con muy buenos resultados. Esa primera unidad, la prototipo, fue adquirida posteriormente por José Mari Ponce, debutando con ella en el Rallye Islas Canarias, convirtiéndose este binomio, el del legendario piloto grancanario y su curioso coche, en uno de los protagonistas de esta prueba puntuable para el ERC.

Elortegi se decidió por el Seat 600 sobre todo por ser un turismo:En un CM tenía cierta sensación de claustrofobia, y este 600 es un coche en todo el sentido de la palabra. Hemos realizado con él dos subidas, la de Secadura, donde dadas las prisas por estrenarlo tuvimos un problema con el caudal de la gasolina, y la de Cuatro Caseríos en Erauskin. Allí, sobre piso mojado, creo que nos defendimos muy bien teniendo en cuenta el alto nivel de pilotos que había”.

Desde que supe de su existencia, sentía curiosidad por saber qué llevó a este almeriense a construir este coche: “Se trata de un reto personal que he realizado de una manera autodidacta. Buscaba responder a la necesidad del mercado de un vehículo de competición que fuera un turismo, pero que ofreciera prestaciones cercanas a las de una barqueta o un CM, pero a bajo coste. Para ello, la utilización de un motor de moto era prácticamente imprescindible. Había un reglamento ya hecho para la categoría de Autocross y pensé que se podría hacer algo similar tanto para Montaña como para Rallyes. Siempre manteniendo la parte metálica de la carrocería y el número de chasis del coche para que se pudiera homologar para rodar por carretera”.

Jorge Brichette

Cuando llegó el momento de ponerlo sobre la pista tras la sesión de fotografías de detalle dentro de un box y las estáticas en uno de los rincones de las instalaciones del Circuito Kotarr, me sorprendió que Javier me llevara con él, ya “a fuego” desde la tercera curva del trazado de Tubilla del Lago. En nuestras pruebas racing acostumbramos a que el piloto propietario del coche sea quien comience la acción, y en el caso de Javier no tardó ni 30 segundos en mostrarme sobre la pista de lo que era capaz este peculiar vehículo.

Un comportamiento sorprendente

Tras esta particular exhibición, me tocó el turno de ponerme al volante. Me daba cierto respeto, porque, como podéis observar en las fotos, este coche, mezcla entre turismo, CM y barqueta, es un auténtico aparato. Un vehículo realizado además con sumo mimo y pensado hasta el más pequeño detalle. Exteriormente, sus imponentes aletas delanteras y traseras, que esconden las llantas de 13 pulgadas de diámetro, incrementan su anchura hasta los 1,75 metros. Un gran alerón posterior y el splitter delantero, sobre el cual está instalado el radiador, están muy logrados. Muy bajito, cuando accedes a su interior por las puertas originales de un 600 te das cuenta de que se trata de un auténtico 600 al que han implementado un modélico arco de seguridad que tanto en la parte delantera como en la trasera ejerce además de subchasis. El capó delantero, de fibra, que se desmonta de una sola pieza, es la única concesión con respecto al coche original.

El tablero de mandos posee numerosos relojes procedentes de motocicletas, con una información muy importante en un display central: la marcha engranada. Al contar con un motor de moto, concretamente de una Suzuki Hayabusa, el manejo del cambio secuencial es un poco peculiar, porque la primera es hacia delante y el resto son para atrás. Dispone de marcha atrás, que se inserta con un sistema inversor. El pasado año, probando el GiAND Car de la GS2 de las GSeries, ya tuve la oportunidad de conducir un coche con un sistema similar y, curiosamente, el mismo propulsor.

El motor de la Suzuki Hayabusa de 1,3 litros de cilindrada está encapsulado en un subchasis. | Jorge Brichette

El motor de la Suzuki Hayabusa, de 1.340 cc de cilindrada, ofrece nada menos que 190 caballos de potencia. Ecubitt Performance, un especialista en mecánica de motos ubicado en Zamudio (Vizcaya), es el preparador del motor de la unidad de Elortegi, que en realidad es de serie. Además de contar con sistema cut-off, posee un mecanismo que hace el punta-tacón en las reducciones.

Equipado con frenos AP Racing en los dos ejes, con pinzas de 4 pistones delante y de 2 detrás, el sistema de frenado está sobredimensionado para los 620 kilos que pesa este Seat 600 tan vitaminado. Las suspensiones poseen muelles y amortiguadores de moto de la conocida marca del sector Ollé. Las manguetas las han hecho en duraluminio CNC y todos los puntos de la suspensión son regulables. Todo además tiene un acceso muy fácil y rápido.

El motor de la Suzuki Hayabusa, de 1.340 cc de cilindrada, ofrece nada menos que 190 CV de potencia

Una vez al volante, los primeros pasos, cautos, nos invitan a incrementar rápidamente el ritmo. Este Seat 600 te da confianza muy rápidamente, ya que todo funciona con la precisión de un reloj suizo –almeriense en este caso–. La potencia del motor no asusta, pero acelerando enlaza las velocidades como un auténtico torbellino, subiendo de vueltas como un loco, y al final llegas a las curvas muy rápido. Las reducciones, primero por el gran equipo de frenos, y segundo por el impecable trabajo de la caja de cambios y su eficaz sistema de punta-tacón, son milimétricas. La dirección guía con precisión este 600 del siglo XXI y puedes afinar las trazadas al máximo. Su capacidad de tracción es excelente, y tan solo si provocas el derrapaje en exceso puedes terminar trompeando. Calcular el momento de dar gas para que deslice lo justo y siga avanzando con fuerza se consigue tras unos pocos kilómetros. Se trata de un circuito, con amplias escapatorias. En montaña, con guardarraíles, árboles y taludes a los lados, esta tarea ya infundirá mayor respeto.

Acabamos la prueba con una cara de satisfacción que pocos coches nos han dado. Mi primera pregunta a Juan Trino es concluyente: “Quiero uno. ¿Cuánto cuesta?”. El almeriense me contesta: “No te vas a arruinar, su precio oscila de 40.000 a 50.000 euros dependiendo si eliges la configuración de Montaña o si también quieres que te sirva para Rallyes, que necesita su ITV específica”. Es para pensárselo, ¿verdad?

 

Nuestro agradecimiento al Circuito Kotarr de Tubilla del Lago. Carretera BU-V-9101 (Carretera de Aranda).
Tels.: 947 561 624 y 636 450 808. Web: www.circuitokotarr.com. Email: info@circuitokotarr.com.

 

Juan Trino, su constructor, y Javier Elortegi, el piloto de la tercera unidad fabricada, nos explicaron todos los detalles de este peculiar 600. | Jorge Brichette

Ficha Técnica: 

Motor
Emplazamiento: central trasero
Nº de cilindros: 4 en línea
Cilindrada (cc): 1.340
Diámetro x carrera (mm): 72 x 84
Potencia máx. (CV/rpm): 190/9.800
Par máximo (Nm/rpm): 155/7.000
Caballos/litro: 131,57
Alimentación: inyección electrónica
Válvulas por cilindro: 4
Transmisión
Embrague: multidisco en baño de aceite
Caja de cambios: secuencial de 6 velocidades
con sistema cut-off
Tracción: trasera con autoblocante
Suspensión
Delantera: doble trapecio, muelles y amortiguadores Ollé (regulables de 3 vías)
Trasera: doble trapecio, muelles y amortiguadores Ollé (regulables de 3 vías)
Dirección
Tipo: Asistida eléctrica
Frenos
Delanteros/diám. (mm): ventilados/265. Discos flotantes y pinzas AP Racing de 4 pistones
Traseros/diám. (mm): ventilados/265. Discos y pinzas AP Racing de 2 pistones
Ruedas
Llantas: Braid 7” x 13” delante y 8,5” x 13” detrás
Neumáticos: Hankook Ventus 195/530/13 delante
y Hankook 210/530/13
Dimensiones
Largo/ancho/alto (mm): 3.450/1.750/1.020 (variable)
Batalla (mm): 2.560
Vía del./tras. (mm): 1.470/1.470
Peso
En orden de marcha (kg): 620
Rel. peso/pot. (kg/CV): 3,2