Coches

- Redacción

Rins se sube al Subaru WRX STi en el Jarama

"Lo que más me ha impresionado es que el coche tenga tanto agarre", ha comentado el piloto de motociclismo.

Alex Rins, el piloto de Moto2 que es ya oficial de Suzuki para la temporada que viene en MotoGP, es embajador de Subaru, y como tal ha tenido la oportunidad de subirse a su coche fetiche, el WRX STi, en el madrileño circuito del Jarama.

“El STI en circuito me ha parecido espectacular. Tras conducirlo varios meses por ciudad y carretera lo imaginaba así, pero al probarlo dentro de la pista es donde realmente he sido consciente del provecho que se le puede sacar. Tiene una estabilidad y una aceleración increíbles”, nos ha contado Álex tras dar varias vueltas con el WRX STI por el madrileño circuito del Jarama.

Lo que más ha impresionado al piloto de Moto2 es que “el coche tenga tanto agarre”. "El centro de gravedad tan bajo es algo que me ha sorprendido, ya que permite trazar las curvas realmente rápido. Creo que también influye mucho el trabajo que aporta la transmisión AWD para poder trazar una curva a velocidades tan elevadas, ya que es fundamental, aparte de la estabilidad que aporta el chasis,  un buen sistema de tracción para que en todo momento estén traccionando las cuatro ruedas. Está claro que este aspecto Subaru lo tiene muy, muy logrado. Y lo mismo me parece del motor Bóxer”. Precisamente este año nuestro exitoso propulsor Bóxer celebra su 50 aniversario.

Sobre las diferencias más notables entre conducir una moto de carreras y su STI, Álex nos ha reconocido que, “en cuanto a aceleración, las sensaciones son muy similares. La percepción de la velocidad es prácticamente la misma. Obviamente, el paso por curva que tiene una moto de competición es mayor al de un coche, pero este STI de serie te ofrece mucho más de lo que esperaba: puedes trazar las curvas a gran velocidad y su chasis te permite frenar muy tarde”.