Novedad

- Redacción

La revolución del Audi R8 2019 está en lo que no cambia: su motor V10

Las nuevas versiones crecen en potencia y retocan su estética. Llegará a principios del próximo año.

Mientras la turboalimentación y el recorte de cilindros desazonan el mercado, Audi se atreve a transgredir por el mero hecho de no cambiar: el motor que da vida a la nueva versión de su deportivo por excelencia, el R8, sigue siendo V10, y ademas atmosférico. Cada vez son menos sus rivales así dotados.

El bloque 5.2 FSI de origen Lamborghini incrementa la potencia de 610 a 620 CV, y con él, el R8 cambia su denominación de V10 Plus a la de V10 Performance. Así armado alcanza la friolera de los 331 Km/h, y resuelve el paso de cero a cien en 3,1 segundos. Mientras, la segunda versión de este motor 5.2 crece de los 540 a los 570 CV. 

En el interior sigue destacando el Virtual Cockpit de relojes digitales, que el R8 estrenó y ha ido extendiéndose al resto de las gamas de todo el Grupo Volkswagen. | Audi

Las modificaciones en la suspensión, según sus ingenieros, van encamonadas a "proveer aún más estabilidad y precisión". A su vez, la recalibración del ESP ha rebajado en 1,5 metros la distancia de frenado desde 100 km/h, y se han incluido tres nuevos modos de conducción: mojado, seco y nieve.

La carrocería Roadster sigue plenamente vigente. | Audi

Estéticamente, los cambios de este restyling -la plataforma sigue siendo la misma- se aprecian en la parrilla delantera, que muestra una línea aún más ancha y plana. Unas barras marcadas dividen las amplias entradas de aire, y las finas ranuras del capó son reminiscencias de uno de los iconos de la marca, el Audi Ur-quattro. El nuevo spoiler delantero es ahora más ancho, al igual que la rejilla de ventilación de la parte posterior; el difusor ha sido orientado hacia arriba.

Todas estas modificaciones subrayan la imagen deportiva del Audi R8. En lo que a carrocerías se refiere, seguirán estando disponibles las coupe y roadster.

El R8 comparte el 50% de sus componentes con las versiones de competición.  | Audi

Como buen padre orgulloso de su criatura, Oliver Hoffmann, Director Técnico de Audi Sport GmbH, ha declarado que “el R8 ahora es aún más potente y rápido. La competición es parte de nuestro ADN. Con alrededor del 50% de componentes compartidos con el R8 LMS GT3 y un 60% con el R8 LMS GT4, ningún otro coche está más próximo a las carreras que el Audi R8”.