Zona retro

- Redacción

Renault Supercinco GT Turbo La revolución

Si el R5 Turbo de 1982 fue uno de los vehículos más admirados de las dos últimas décadas, podríamos afirmar que el Supercinco GT Turbo sería el coche AUTOhebdo SPORT por excelencia.

El pequeño motor turbo de 1,4 litros hacía volar una carrocería de sólo 850 kilos. | Archivo

Llegó en 1985 revolucionando tanto los circuitos como los rallyes –gracias a las Copas Renault–, además de todas las carreteras y las cabezas de multitud de jóvenes que veían en su imagen deportiva, en su motor turbo de 115 caballos y en los menos de 7,5 kilos por caballo un vehículo que debían tener en su garaje por encima de todo. 

El Fase II llegó en 1987 con 5 caballos más, nuevas llantas y modificaciones en la suspensión delantera. | Archivo

Se creó mala fama a su alrededor por los múltiples accidentes que sufrieron los que se atragantaron con sus altas prestaciones y su comportamiento delicado, pero no porque le entrase el turbo al reducir, algo mecánicamente imposible. Hasta la aparición del Clio 16V, en los primeros compases de los 90, existieron dos variantes. La primera con los 115 caballos ya comentados y la segunda que ascendía a 120. Esta última equipaba, además, una nueva geometría de la suspensión delantera para mejorar la tracción y unas llantas, también de 13 pulgadas, pero de diseño mucho más actual.

Tanto los asientos como el volante y los relojes eran específicos de esta versión. | Archivo

 

Principales datos técnicos

MOTOR


Nº de cilindros: 4 en línea

Cilindrada (cc): 1.397

Potencia máx. (CV/rpm): 115/5.750

Par máximo (mkg/rpm): 17/3.000

DIMENSIONES


Largo/ancho/alto (mm): 3.592/1.596/1.367

Distancia entre ejes (mm): 2.407

PRESTACIONES


Velocidad máx. (km/h): 201

De 0 a 100 km/h (seg.): 6,9

PESO


Relación peso/potencia: 7,4

CONSUMOS


Medio (l/100 km): 7,9

PRECIO


Impuestos incluidos: 1.238.000 pesetas (7.440,52 euros)