Coches

- Rafa J. Cid

Renault quiere recuperar el record de Nurbürgring

La firma francesa insinúa que puede recuperar el record del coche de tracción delantera más rápido del mercado en el circuito alemán de Nurburgring con un nuevo Mégane.

El tiempo que logran los coches de serie en Nurbürgring es toda una referencia a la hora de catalogar sus posibilidades. Y no es mala medida, pues sus 22 kilómetros son un término medio entre un circuito de velocidad y un tramo de rallye. Renault logró el record de velocidad entre los tracción delantera con su Mégane RS, y Seat se lo arrebató hace escasas fechas merced a su nuevo León Cupra. Ahora, la firma gala quiere recueprar ese cetro.

Eso, por lo menos, es lo que ha insinuado con la publicación en su Facebook de las imágenes del que podría ser el Renault Mégane RS275R, un modelo aun más radical que el RS a secas y que compartiría filosofía con el ya extinto R26R. Así, el RS275S podría tener más potencia que el modelo del que deriva –quizá los 275 CV de su apellido–, y no sería raro que disfrutase de un peso inferior y, como el R26, contase con jaula de seguridad.

Así armado, no le sería difícil rebajar el tiempo en Nurburgring del RS por debajo de los 8 minutos, como insinúa Renault con su lema "Under8": la marca actual, en poder del citado León Cupra, está en 7:58. Fuera del terreno de las especulaciones, ya sabemos que el nuevo Mégane contará con escape Akrápovic y neumáticos Michelin.

Por otra parte, y para que lo tengas en cuenta, los tiempos en Nurbürgring hay que tomarlos como una referencia, pues no hay un organismo que se encarge de las verificaciones precisas, y son muchos los fabricantes que acusan a otros de utilizar piezas o preparaciones que no son de serie en sus intentos.