Coches

- Rafael J. Cid

RCZ R, el Peugeot más fiero

La firma francesa incrementa la potencia de su deportivo por excelencia, que además pierde kilos. Estará a la venta a principios de 2014.

La división deportiva de la marca del león, Peugeot Sport, está más que activa en los últimos tiempos. Además de cosechar sonados éxitos deportivos, como el reciente récord en Pikes Peak con el Peugeot 208 T16 en manos del gran Sébastien Loeb, está desarrollando muchos e interesantes productos de competición. El más reciente e importante, el 208 T16 R5 de rallyes, al que se augura un futuro más que prometedor,

sobre todo por su óptima relación entre prestaciones y coste de producción.

Esa experiencia, obviamente, también se dirige a los coches de serie, y un ejemplo de

ello es este RCZ R desarrollado por Peugeot Sport, que llegará al mercado a principios del año que viene y que promete grandes sensaciones.

Los ingenieros han conseguido exprimir el motor 1.6 turboalimentado de inyección directa para sacar nada menos que 270 caballos de potencia total, lo que deja una relación de prácticamente 170 CV por litro de cilindrada, todo ello, además,

manteniendo a raya el consumo de emisiones, que se mantiene en tan solo 145 g/km.

Las prestaciones son fulgurantes: una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente) y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 5,9 segundos. Para conseguir estas cifras homologadas, la aerodinámica se ha revisado y optimizado al máximo, y también se ha conseguido reducir el peso en 17 kilogramos respecto a la

versión de 200 caballos.

Además, para asegurar un comportamiento deportivo ad hoc, las suspensiones se han reglado nuevamente y los muelles se han hecho más rígidos.

En cuanto a los frenos, se ha recurrido a pinzas de cuatro pistones con discos de 380 mm de diámetro y 32 mm de grosor con el objetivo de mejorar su potencia de frenado, como atestiguan los datos proporcionados por la marca: solo 61 metros para parar

desde los 130 km/h.