Coches

- Javier Arenas

La mejor puesta en escena de Porsche para 2015: Cayman GT4

Cóctel explosivo de deportividad en modelo que se mide cara a cara con los mejores de Porsche. Lo veremos por primera vez en el próximo Salón de Ginebra.

Por fin, Porsche desenmascara al Cayman para colocarlo en un lugar de preferencia. O así es como debería ser porque la actualización que veremos en Ginebra es un cóctel de lo más trabajado que hemos visto últimamente, y viene de la mano de la sección de competición de Weissach.

Hablamos de un modelo que, por su configuración de motor central, se mira en el 904 GTS, 911 GT1, Carrera GT y 918 Spyder. Y, también, de un coche que en vuelta rápida en Nürburgring (7:40) está en el mismo escalón que Lamborghini Murciélago LP640, Mercedes SLR, Porsche 911 GT3 (997/2), y se ventila al 911 Turbo S (997). Máximo respeto.

Porsche Cayman GT4 03

GT4 es un compendio de lo mejor de lo mejor. Por ejemplo, del 911 GT3 991 copia las grandes tomas de aire del frontal, unas suspensiones rebajadas en 30 mm, unos frenos más resistentes y un gran alerón para aumentar la carga aerodinámica en el eje trasero. El motor deriva del 3.8 Boxer del 911 Carrera S, aquí con una cifra de potencia de 385 CV –45 CV más potente que el GTS con el 3.4–, y se asocia exclusivamente a la caja de cambios manual de 6 velocidades. Y, todo, con un peso similar al del Cayman S.

Los frenos cerámicos, asientos con estructura de plástico reforzada con fibra de carbono, paquete Sport Chrono con aplicación Track Precision y paquete Club Sport, forman parte del equipamiento opcional (no por ello menos prescindible).

Motor: 3.8 Boxer / Potencia: 385 CV / Aceleración (de 0 a 100 km/h): 4,4 s / Velocidad máxima: 295 km/h / Consumo (ciclo mixto): 10,3 l/100 km / Precio: 99.094 euros.