Novedad

- Rafa J. Cid

El prototipo Infiniti Q50 Black S monta un Kers de Fórmula 1

Aparecerá en Ginebra con un motor V6 apoyado por un sistema de recuperación y entrega de energía similar al de los monoplazas Renault.

Fruto de la colaboración de Infiniti con el equipo de Fórmula 1 de Renault, el Q50 Black Series que podremos ver la semana que viene en el Salón de Ginebra montará un sistema de entrega y recuperación de energía muy similar al Kers que emplean los monoplazas del rombo.

La potencia del sistema no ha sido confirmada oficialmente, pero se especula con que añadirá unos 100 CV eléctricos a los 400 que aportará el motor V6 gasolina, superando así la barrera de los 500 CV.

Estéticamente se ha realizado un intenso trabajo para mejorar el apoyo aerodinámico, que se aprecia en defensas, difusor trasero y alerones, y también se ha trabajado en rebajar peso.

El objetivo de Infiniti es crear un modelo para batir a los temibles BMW M4 o Mercedes AMG, pero por el momento no se ha confirmado el paso de este modelo a la producción en serie, que se prevé complicada, aunque dependerá en buena parte de la acogida del público en el Salón de Ginebra. Si esta es calurosa, el coche podría estar en las calles en 2019.