Coches

- Rafa J. Cid

El prototipo BMW 2002 Hommage se viste de carreras

Nos recuerda el inicio de la era turbo y al equipo de competición de BMW de los años 70.

Hay patrocinios míticos, inolvidables, como los de Marlboro o Rel Bull en la Fórmula 1, el de Martini en los Rallyes y circuitos... y el de la bebida Jagermeister en los bólidos de competición de BMW de los años 70.

El prototipo 2002 Hommage nació este mismo año en el Concurso de Elegancia Villa d'Este, y ahora, con motivo de otro de los eventos de clásicos más importantes del planeta, Pebble Beach, ha adoptado evoluciones estéticas capitaneadas por los colores de competición "retro" y la leyenda "Turbomeister", que hace mención a dos cosas: a la citada bebida –de moda hoy día en España y con sabor a regaliz negro–, y a la era turbo.

Esta comenzó en Europa con la llegada del BMW 2002, firma que además logró la primera victoria de un motor turboalimentado en la Fórmula 1, de la mano de Nelson Piquet en 1983. El 2002 Hommage se acerca estéticamente al nuevo BMW M2, que acaba de aterrizar con motor 3.0 turbo de 370 CV.