Al volante

- Rafa J. Cid

Probamos el nuevo Porsche 718 Cayman y Röhrl nos cuenta sus secretos

El ex campeón del mundo sigue participando en el ajuste final de los modelos de la firma de Stuttgart.

Una vez más nos hemos encontrado con Walter Rohrl en un nuevo evento de Porsche. El campeón del mundo alemán sigue en plena forma, y nos dio una más que animada vuelta al circuito de Malmo, al sur de suecia. Nos comentó que está orgulloso de haber colaborado a diseñar el circuito de Bilster Berg, donde hace escasas semanas probamos el BMW M6 GT3 de competición, y confesó que para él, la mayor diferencia entre el Cayman y el Boxster radica en que el primero, gracias a su techo duro, cuenta con un poco más de rigidez torsional, que al límite es una ventaja en paso por curva. “Pero la mayoría de los clientes no notaría la diferencia”.

STUDIO GOICO
Impresionantes las prestaciones de este modelo.

Los nuevos 718 Cayman han sufrido una profunda revisión con retoques estéticos o una dirección un 10% más rápida –proveniente del 911 Turbo–, pero el cambio más significativo radica en los nuevos motores, que pierden dos cilindros para quedarse con cuatro y adoptan sobrealimentación. Así armados entregan 300 CV, que son 350 en el caso de la versión S, 25 CV más que antes. Así armados resuelven el paso de cero a cien en 4,9 segundos (4,4 el S), y superan los 275 km/h (285 km/h el S).

La gama de precios parte de los 58.148 euros, y las primeras unidades llegarán en septiembre.

RIGHT LIGHT MEDIA GmbH