Novedad

- Kevin Muñoz

Porsche y Arte: juntos por una causa solidaria

Centro Porsche Barcelona celebró la primera edición de Porsche BarcelonART, en el que 8 artistas locales mostraron sus obras sobre 8 capós del 911 con resultados artísticos muy distintos. Los fondos recaudados se destinarán a la construcción del nuevo Pediatric Cancer Center del Hospital Sant Joan de Déu.

Porsche siempre ha sido una marca estrechamente ligada al mundo del arte. Un binomio que volvió a alinearse para deleitar a los invitados con la primera edición de Porsche BarcelonART.

 Estuvieron presentes los ocho artistas locales que colaboraron en esta acción, ocasión que aprovecharon los invitados para conocer más en detalle sus obras. Las ocho obras de arte plasmadas sobre los capós del mítico modelo 911 se pusieron ayer a la venta y todos los fondos recaudados irán destinados al Sant Joan de Déu Pediatric Cancer Center de Barcelona.

Los ocho artistas —Carme Aliaga, Irene Baón, Kamil Escruela, Iván Forcadell, Aleix Gordo, Alfredo Palmero, Pol Peiró y Simón Vázquez—, mostraron a los asistentes del evento cómo la unión de la pasión y el talento evoca a lo extraordinario.

El Sant Joan de Déu Pediatric Cancer Center Barcelona es un proyecto del Hospital Sant Joan de Déu, para construir un centro para el tratamiento y la investigación del cáncer infantil. De esta forma, Centro Porsche Barcelona se implica no solo en la promoción y la difusión del talento de la ciudad, sino también en la lucha contra una enfermedad que cada año afecta a cerca de 1.400 niños en toda España.

Prensa Sport

José Velasco, Managing Director de Centro Porsche Barcelona destacó que Porsche BarcelonART "ha sido una prueba para ver cómo reaccionaban los artistas ante un planteamiento tan diferente relacionado con una marca como la nuestra y cómo plasmaban sus creaciones en un lienzo tan particular: el capó del 911".

Glòria Garcia, Jefa del Departamento de la Obra Social Infancia del Hospital Sant Joan de Déu remarcó que “es muy importante que se haya pensado en una causa benéfica que une el arte, Porsche y un componente solidario para poder ayudar a los niños que padecen esta enfermedad”.

Las obras continuarán expuestas en el concesionario Centro Porsche Barcelona de la calle París 123 hasta el próximo 12 de diciembre.