Salones

- Juan Manuel García Rubio

Porsche 911 Cabriolet 992: Con el cielo por montera

Si hace escasos dos meses te decíamos como era la octava generación del Porsche Carrera 911 992, en Ginebra ve la luz ante el público la atractiva variante descapotable.

Se espera y faltaba esta versión. Y el escenario, cómo no, el Salón de Ginebra. Este modelo llega porque “con cada nueva generación del 911 tenemos el reto de mejorar nuestro icono y aportar innovaciones que se adelanten al futuro”, comenta Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG.

Al igual que el Porsche 911 Carrera Coupé, el Cabriolet monta la mecánica de 6 cilindros bóxer biturbo de 450 caballos, el cual le permite superar los 300 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos, según declara la marca. El Cabriolet también dispone de modo de conducción WET, novedad en el 911, que detecta tanto las conducciones de calzada mojada como de lluvia.

La diferencia fundamental es que “el peso de la capota ha sido optimizado y, gracias a un nuevo motor hidráulico, ahora sólo hacen falta 12 segundos para plegarla por completo. Se cierra con la misma rapidez, incluso cuando se circula a velocidades de hasta 50 km/h. La estructura de alta tecnología diseñada por Porsche está hecha principalmente de magnesio y evita que la capota se hinche a alta velocidad”, según los responsables.