Al volante

- Rafael J. Cid

¡Pilotamos el nuevo Renault Mégane RS! Estas son sus 10 claves

Se fabrica en España y entrega 280 CV gracias al motor del Alpine.

El Renault Mégane RS, basado en la IV generación del compacto francés, es ya una realidad, y hemos podido probarlo en el Circuito de Jerez. Estas son sus virtudes; tras ellas, descubrirás como funcionan en la práctica. 

AUTOhebdo SPORT

 

1. Emplea el motor del Alpine, con 1.8 litros y 280 CV.

Renault sigue la senda de la sobrealimentación por turbo para su motor 1.8, que entrega 280 CV a 6.000 rpm y 390 Nm de par motor. La admisión ha sido rediseñada y cuenta con tratamientos de competición para válvulas y camisas de pistones. Permite al RS pasar de 0 a 100 en 5,8 segundos, y su velocidad máxima es de 255 km/h. Su consumo medio es de 6,9 litros.

Renault

 

2. Cuenta con eje trasero direccional y amortiguación delantera de pivote desacoplado.

El eje trasero gira 1º en la misma dirección que las ruedas delanteras a más de 60 km/h (100 km/h en modo Race). En las curvas lentas, en cambio, gira al contrario que aquellas: hasta 2,7 grados.

Renault

3. Añade “amortiguadores dentro de los amortiguadores”.

Los topes de los cuatro amortiguadores incluyen compresores hidráulicos para eliminar los movimientos parásitos que se producen en la máxima compresión del amortiguador.

Renault

4. Se ofrece con chasis estándar y Cup, un 10% más firme y con autoblocante.

El chasis Cup, además de aumentar la firmeza de la amortiguación, incluye diferencial delantero Torsen para mejorar el agarre.

 

5. Contará con caja manual y automática de doble embrague con Launch Control.

El nuevo Mégane llega armado con caja de cambios manual de 6 marchas y posteriormente estará también disponible por vez primera con caja automática de doble embrague, que dispone de Launch Control.

Renault

6. El RS Monitor añade la función de grabar tu pilotaje además de ofrecer adquisición de datos.

El RS Monitor, opcional, te muestra datos de telemetría como fuerzas g en aceleración, giro y frenada, tiempos por vuelta y un largo etc. La novedad es que puede conectarse a tu smartphone para grabar tus evoluciones en tramos o circuito y las coordina con esos datos.

Renault

7. Los frenos Brembo combinan aluminio y acero.

Brembo firma los frenos del nuevo Mégane RS, y los ha diseñado en acero y aluminio para reducir el peso del conjunto.

 

8. La versión Trophy llegará a finales de 2018.

Con 300 CV y 400 Nm de par motor, la versión Trophy será todavía más apasionada… y quizá intente batir de nuevo el record de Nurburgring entre los coches de tracción delantera.

 

9. Se fabrica en España tras su desarrollo por Renault Sport.

La factoría de Renault en Palencia será la en cargada de fabricar el Mégane RS para todo el mundo.

Renault

10. Es una fiera sobre el asfalto: así se comporta

En vez de un coche con dos personalidades, que la competencia logra con botón Sport que varía la firmeza de la amortiguación, Renault ha preferido hacer dos coches: chasis Sport y chasis Cup.

El Sport cuenta con un buen equilibrio entre eficacia y confort dentro de una gran deportividad, que permite disfrutar de la conducción deportiva y tener un coche utilizable día a día. El autoblocante electrónico es el primero que pruebo que ademas de frenar la rueda que patina imita a un autoblocante de verdad en aceleración, abriendo la trayectoria y mejorando la motricidad, aunque a conductores inexpertos pueda dificultarles el conseguir una trazada fina.

Entrada en curva realmente fantástica y sin subviraje, frenos potentes, y en el vértice tiene un excelente equilibrio ya que redondea las curvas si lo fuerzas pero las traza con tiralíneas si si no lo haces; mientras, el eje trasero direccional es percibido claramente por el conductor y colabora a mejorar el paso por curva, tanta las lentas como las rápidas.

El motor se muestra muy voluntarioso en todo momento, sus 280 CV le hacen volar, aunque no hay una patada clara, apuesta por la linealidad. El sonido acompaña, produce burbujeos en deceleración, y colabora a incrementar las sensaciones sin pasarse.

El Chasis Cup incrementa las sensaciones de manera notable: añade autoblocante mecánico, endurece la amortiguación un 10% y monta frenos Brembo de aluminio y acero (rebajan 1,8 kilos el peso). Es más adecuado para circuitos, aun no hemos podido probarlo en carretera abierta, pero no nos ha parecido excesivamente duro como para no poder ser usado a diario. 

En definitiva, el Megane RS 2018 es una verdadera fiera, su deportividad es elevada y equilibrada, y el precio de partida, 29.900 euros para la versión básica, lo convierte en uno de los más apetecibles de su categoría. Llegará en mayo, y los Cup, a finales de año.

Renault