Coches

- Rafa J. Cid

Peugeot Sport afila las garras del nuevo 308 GTi

Regresa con 250 y 270 CV y un chasis muy ligero y deportivo, que anuncia emociones fuertes.

Los que crecimos viendo a los Peugeot 205 y 309 GTi volar por los tramos de infinitos rallyes vivimos casi con emoción el regreso de esa misma deportividad a la gama Peugeot, que la olvidó una década y la ha recuperado con modelos como el RCZ o el 208 GTi 30th. Ahora, con este mismo talante, llega el 308 GTi desarrollado por la división Peugeot Sport.

El nuevo modelo no tiene nada que ver con su obeso predecesor: muy al contrario, con un peso de 1.205 kilos se convierte en uno de los modelos más ligeros de su categoría gracias a su nueva plataforma, a la que mueven dos mecánicas, ambas de 1.6 litros, con 250 y 270 CV. Son la máxima expresión del mismo THP que da vida al RCZ-R.

Además de la diferencia de potencia, la versión de 270 CV incorpora un autoblocante Torsen y asientos tipo bacquet, con lo que se convierte en el verdadero pura sangre de la gama, aunque la versión de 250 CV "mantiene desde que lo enciendes el espíritu GTi". Además, ambas versiones poseen diferenciación estética frente al resto de sus hermanos de gama, que apreciamos en parrilla frontal, defensas y otros detalles, que le dan un aire deportivo sin estridencias.

El Peugeot 308 GTi será presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Francfort, en septiembre de este año.