Novedad

- Rafa J. Cid

Peugeot rememora su victoria en Indianápolis con el L500 R Hybrid

Es un prototipo que monta el conjunto propulsor híbrido del próximo 308 R Hybrid, con 500 caballos de potencia.

Este año se cumplen 100 de una de las tres victorias que Peugeot logró en las 500 Millas de Indianápolis, una de las carreras más prestigiosas y antiguas del mundo. La firma francesa se impuso allí en 1913, 1916 y 1919 de la mano de los "Chalatanes", mote que algunos ejecutivos "antirrevolucionarios" de la firma dieron al equipo de competición... antes de que ganase carreras. Y es que ellos crearon el primer motor con doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro que montaban los Peugeot L76 y L45 ganadores de Indianápolis, convirtiéndose en la primera firma europea en lograr la victoria.

Para recordar esas gestas, Peugeot ha creado un prototipo único que asocia dos motores eléctricos al 1.6 THP gasolina de 270 CV, con un total combinado de 500 CV. Aunque el L500 R Hybrid no verá la luz, sí lo hará su conjunto propulsor bajo la piel del 308 R Hybrid, que podría llegar a los concesionarios este mismo año. Mientras el nombre de L500 hace referencia a su potencia, los L76 y L45 de hace un siglo eran nombrados por su cilindrada.

El L500 R Hybrid, un monoplaza con tan solo un metro de altura y 1.000 kilos de peso, es capaz de resolver el paso de cero a cien en 2,5 segundos.