Novedad

- Rafa J. Cid

M Performance vitamina al BMW Serie 5 Touring

Sus aditamentos incluyen cambios estéticos y más potencia.

Tras la presentación del nuevo Serie 5, BMW sigue disparando munición. En el Salón de Ginebra se vio la versión más familiar, la Touring, y la más deportiva con el M Performance.

A través de los accesorios que llevan ese nombre, el Serie 5 Touring adquiere una estética más racing. Lo hace a través de llantas más grandes y neumáticos de perfil más bajo. También con paragolpes sobredimensionados, doble salida de escape trasera y difusor.

En el caso del 540i xDrive Touring, el alcance de estos elementos M Performance incluyen aumento de potencia hasta los 365 CV, y de par hasta los 500 Nm. También llegan al apartado frenos con discos más grandes, perforados y ventilados, o al de las suspensiones para adaptarse a las prestaciones más deportivas.