Coches

- Rafa J. Cid

M Performance mete mano al BMW M2

Suspensión regulable, escape, frenos y diferenciación estética, disponibles a partir de marzo para la nueva fuera de Munich.

El BMW Serie 2 está a punto de llegar y, como aperitivo, la firma alemana propone nuevos elementos M Performance para potenciar tanto la imagen como el comportamiento.

El que más nos ha gustado es la suspensión regulable M Performance. Esta, con nuevos ajustes, más deportivos, deja entre 5 y 20 mm más cerca del suelo al M2 gracias a sus 12 posiciones disponibles para regular la compresión, y 16 para la extensión. Escape, con un sonido más trabajado, o pastillas de freno de alto rendimiento, son otros dos elementos mecánicos disponibles.

Ya en el interior, BMW ha diseñado nuevos volantes recubiertos de Alcántara, uno de ellos con diferentes posibilidades de adquisición de datos, a los que se unen un buen número de extras decorativos para la cabina.

Y, como ves en las fotos, el aspecto exterior también puede ser matizado de manera importante con piezas de fibra de carbono, entre las que se incluye la defensa o el alerón trasero, y que además pueden acercarse en estética al M2 que actúa como Coche de Seguridad en el Campeonato del Mundo de MotoGP.