Novedad

- Rafael J. Cid

Los Opel Corsa GSi vuelven al asfalto

Ya están a la venta entorno a los 19.000 euros con chasis deportivo y 150 CV

Las siglas GSi son míticas para Opel. Acrónimo de Grand Sport Injection, nacieron con el Kadett GSi de 1984, y llegaron a varias generaciones del Corsa desde 1988. Ahora, regresan para convertirse en un escalón intermedio entre los modelos más “tranquilos” de la gama y los rabiosos OPC. Eso sí, por el momento no está planeado un Corsa OPC, con lo que el GSi se convierte en el modelo más exclusivo y deportivo de la actual familia Corsa.

Opel/Martin Meiners

Los nuevos Corsa GSI se ofrecen en carrocería de tres puertas y montan el motor 1.4 turbo de cuatro cilindros y 150 CV, que se rebelan los justos para divertirse en conducción deportiva, en especial en carreteras reviradas. En tal contexto se muestran como el primer escalón de lo que es un deportivo de verdad, si bien en zonas más rápidas echamos en falta, por pura diversión, algo más de cuadra. El motor destaca por su excelente empuje a bajas vueltas, una zona media llena de fuerza, y una respuesta lineal según nos acercamos al corte. En cifras, acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y su consumo medio ronda los 6,1 litros a los 100 km.

Opel/Martin Meiners

El chasis ha sido puesto a punto en el circuito de Nurburgring por Volker Strycek, ex campeón del DTM alemán y responsable de Opel Motorsport. Como esbozábamos, su tacto resulta más firme y preciso que el de los Corsa convencionales, lo que se traduce en una gran agilidad en carretera, sin alcanzar el grado de eficacia y radicalidad de los OPC. Muy incisivo en los giros, su trasera permite un poco de juego si la forzamos, redondeando las curvas más cerradas y procurando diversión al conductor sin reacciones peligrosas. En definitiva, resulta deportivo y permite un uso confortable en el día a día. Equilibrado por tanto.

El primer Corsa GSi data de 1988: montaba motor 1.6 de 100 CV. | Opel/Martin Meiners

En lo que a estética se refiere, el GSi retoma buena parte de los detalles diferenciadores de los extintos Corsa OPC, como defensas y parrilla frontal, toma de aire en el capot, spoiler trasero o llantas. Y en su interior destacan los asientos deportivos Recaro opcionales, que garantizan una excelente sujección y aportan imagen deportiva y de calidad a la cabina.

Acudimos a la presentación del nuevo modelo en las carreteras de Alsacia, en Francia.  | Opel/Martin Meiners

El precio de partida es de 21.500 euros, pero las promociones de lanzamiento podrían dejarlo entre los 18.500 y los 19.500. A día de hoy ya se aceptan pedidos y está pendiente por definir el precio de los citados Recaro. Uno de sus principales rivales será el Ford Fiesta ST-Line.