Coches

- Rafa J. Cid

Los motores turbo copan la nueva gama Porsche 911

La nueva generación se presenta con motores bóxer de 3.0 litros con 370 y 420 CV, ambos biturbo, como modelos iniciales. También incluyen eje trasero direccional.

El eterno mito, el deportivo más longevo de todos los tiempos, vuelve a renovarse de manera importante, aunque sin llegar a convertirse en una nueva generación, pues mantiene la plataforma que estrenó en 2012. Y lo hace gracias a la sobrealimentación en sus motores “básicos”, tecnología que desde hace 40 años reservaba para uno de sus modelos estrella, el 911 Turbo. La causa debemos buscarla en las nuevas normas anticontaminación, cada vez más difíciles de cumplir por motores atmosféricos.

La firma pierde así la exquisita rapidez de respuesta al acelerador de aquellos, pero se ha afanado en lograr que sus nuevos turbo carezcan de retraso en la entrega de la fuerza –turbo lag–, y además cortan inyección a 7.500 vueltas, una cifra elevada para motores sobrealimentados. Como guinda, Porsche afirma que su apasionante sonido sigue intacto, aunque lo cierto es que también por su melodía echaremos de menos sus motores atmosféricos.

La segunda importante novedad de la nueva gama está en su eje trasero: este es direccional, capacidad que ayudará a los conductores a trazar curvas.

Los propulsores de la gama 911 no ha perdido, como debe ser, su arquitectura de cilindros opuestos –bóxer–, y sus nuevos 3.0 biturbo, así caracterizados, alcanzan, por el momento, dos potencias distintas: 370 y 420 CV, lo que supone una ganancia de 20 CV frente a sus predecesores atmosféricos. La inclusión de sobrealimentación ha provocado que el par motor suba todavía más, 60 Nm en ambos casos.

El modelo de acceso, 911 Carrera de 370 CV, acelera de 0 a 100 en 4,2 segundos y alcanza los 295 km/h, mientras que su hermano mayor, el 911 Carrera S de 420 CV, deja tales cifras en 3,9 segundos y 308 km/h respectivamente.

Estéticamente se han redefinido muchos elementos exteriores del 911: desde los nuevos faros, con luces diurnas de cuatro puntos, hasta las manillas de las puertas integradas en la carroceria, pasando por un redisenado capo trasero con lamas verticales o unos nuevos pilotos que incluyen las caracteristicas luces de freno de cuatro puntos. En el interior, el nuevo sistema Porsche Communication Management de serie dispone de una pantalla tactil que ofrece muchas mas funciones y simplifica considerablemente su funcionamiento.

La comercialización de la nueva gama Porsche comenzará en días 12 de diciembre, a partir de 107.653 euros.