Coches

- Rafa J. Cid

Mitsubishi no renovará el EVO X: opta por un SUV de altas prestaciones

Kenenori Okamoto, Jefe de Productos de la firma japonesa, ha confirmado a Autocar que el EVO X no tendrá sucesor, y que su “continuador espiritual” será un SUV híbrido.

Nunca es fácil relevar un mito, quizá porque a sus sucesores se les exige, nada más aterrizar, lo que fue capaz de conseguir su insigne predecesor a lo largo de una generación. Los que conocen la historia del Lancia Delta lo saben bien.

Subaru y Mitsubishi tienen esta cuestión entre manos: mientras Subaru ha optado por actualizar la leyenda STi manteniéndola intacta, incluso incrementando su talante deportivo, Mitsubishi ha decidido romper la baraja con el EVO X: no habrá EVO XI, y el próximo deportivo de altas prestaciones de la casa de los tres diamantes será un SUV híbrido.

No será difícil que los seguidores acérrimos de la saga EVO saquen las uñas ante la llegada de un modelo de esta características. Tan solo pensar que un SUV tiene un centro de gravedad más alto que un turismo, y más peso, basta para defraudarles: para un deportivo, el dinamismo es lo primero. La buena noticia es que el nivel de agilidad de este tipo de modelos puede alcanzar cotas muy altas, como ha demostrado el Porsche Cayenne.

Por el momento, Mitsubishi no ha confirmado cual será la base para este proyecto. Pero lo que sí insinúa Okamoto es que incorporará la tecnología eléctrica testada en el MiEV EVO III de la subida a Pike’s Pike: este prototipo de competición incluye cuatro motores eléctricos que producen una potencia total de 612 CV.