Coches

- Rafa J. Cid

Mini y Lamborghini soprenden en Villa d'Este

El concurso de elegancia italiano vuelve a seducir. El ganador ha sido un Alfa Romeo 6C carrozado por Aprile.

El Concurso de Elegancia de Villa d'Este, en el lago Como, reune todos los años a la flor y nata de los coches clásicos, y como ocurre con el Festival de Goodwood o Peabble Beach, se ha convertido en uno de los eventos automovilísticos más importantes del globo. Por eso no es de extrañar que muchos fabricantes aprovechen la cita italiana para presentar nuevos modelos o prototipos. Así, este año han destacado el Lamborghini 5-95 Zagato y el Mini Superleggera, ambos coches conceptuales.

Fruto de la colaboración entre Lamborghini y el carrocero Zagato, el 5-95 es resultado de un encargo de un coleccionista privado. Basado en un Gallardo LP 570-4 V10 de 570 CV, mantiene su poderío mecánico pero cambia radicalmente de cara y modera su talante para añadir más sentido práctico y mayor capacidad de uso diario. Ambas firmas italianas tienen una larga tradición de colaboración que este nuevo modelo mantiene viva.

Por otro lado, Mini llevó a Villa d'Este un original prototipo realizado artesanalmente por el carrocero milanés Touring Superlleggera. Construido en aluminio y fibra de carbono reforzada, se trata de un modelo totalmente eléctrico que adopta la "mirada" de la última generación del Mini y lo convierte en un roadster. Como curiosidad, su minimalista interior cuenta con una cámara que permite grabar las rutas que se recorren a sus mandos. Por el momento, el Mini Superleggera no pasará a la producción en serie, pero su atractivo ha interesado al público.

En la edición 2014, el ganador del concurso de elegancia ha sido un impresionante Alfa Romeo 6C carrozado por Aprile, posesion de Corrado Lopresto.