Coches

- Rafa J. Cid

Mercedes estrena C Coupé con el 63 AMG como punta de lanza

Entrega entre 476 y 510 CV, los mismos que la berlina, con lo que supera con creces los 431 CV del BMW M4.

El mismo motor 4.0 V8 biturbo que da vida al Mercedes AMG GT, relevo del Alas de Gaviota, y también al C 63 AMG berlina, llega ahora al nuevo Coupé con dos cifras de potencia, a cual más salvaje: 476 y 510 CV.

Y como estrenó Porsche en el 911 Turbo, incorpora soportes del motor de dureza variable que ayudan a mejorar el dinamismo o el confort según sea necesario. El gran rival del BMW M4 le supera así en potencia y prestaciones.

Mercedes-AMG C 63 S Coupé (C 205) 2015; Exterieur: designo diamantweiß bright, Night Paket exterior: designo diamond white bright, night package | press photo, do not use for advertising purposes

Todo ese chorro de fuerza es entregado a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática de siete velocidades AMG Speedshift MCT7 con embrague multidisco, apoyada por un autoblocante mecánico, con control electrónico en el caso de la versión “gorda”.

En cuanto al chasis, destaca la mayor anchura de vías y el control electrónico de la amortiguación, y estéticamente recibe numerosos retoques para diferenciarse del resto de sus hermanos de gama, tanto por dentro como por fuera. Éstos llegarán al mercado a finales de año, aunque los AMG podrían tardar un poco más.

La nueva Clase C Coupé es coronada por el 63 AMG V8 biturbo de 510 CV. | press photo, do not use for advertising purposes