Novedad

- Rafael J. Cid

Mercedes-AMG renueva sus Clase S Coupé y Cabrio

Adoptan los cambios del resto de la gama y alcanzan potencias de más de 600 CV.

Mercedes-AMG está actualizando sus Clase S Coupé y Cabriolet con una gran cantidad de detalles técnicos y visuales, que ahora se distinguen por la nueva parrilla "Panamericana". Y entre ellos, los más poderosos son los S 63 AMG 4Matic+ y S 65 AMG. Tratamos con lo más exclusivo de la firma de la estrella, gigantes con escasos competidores en el mercado, inexistentes incluso en varios de sus rivales tradicionales.  

Con 630 CV y más de cinco metros de largo, este es uno de los cabrios más potentes y exclusivos del momento.  | Mercedes

Los  AMG S 63 4MATIC + Coupé y Cabriolet son animados por el motor AMG 4.0 litros V8 biturbo con turbocompresores twin scroll y desactivación del cilindros (Coupé), que sustituye al anterior biturbo V8 de 5.5 litros. A pesar del menor desplazamiento, el nuevo motor rinde 612 CV, 27 CV más que el modelo anterior. La transmisión AMG Speedshift MCT 9G también es nueva en el Coupé y Cabriolet, al igual que el sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC +. Así armados, resuelven el paso de cero a cien en 3,5 segundos, cifra propia de superdeportivos, y con el pack AMG Driver la limitación de velocidad máxima pasa de 250 a 300 km/h.

Mientras, la cima de la gama la culminan los S 65 Coupé y S 65 Cabriolet de doce cilindros. Su motor biturbo V12 de 6.0 litros de AMG mantiene su potencia en unos escalofriantes 630 CV, entrega un par máximo de 1000 metros Newton, y rebaja la cifra de 0-100 en una décima hasta los 3,4 segundos.