Coches

- Juan Manuel García Rubio

Mercedes C 63 AMG Edition 507, otro misil

Otro automóvil para la admiración de la mayoría. Mercedes acaba de dar otra vuelta de tuerca, y algo más, a su C 63 AMG. Se trata del “Edition 507” , que respecto al modelo del que deriva aumenta la potencia hasta precisamente 507 caballos. El precio parte desde los 95.585 euros.

Cada modelo que AMG es toda una joya. Da lo mismo que se trate de un “simple” Clase A, que de un Clase S o un G. La admiración siempre es máxima.

Ahora se han puesto manos a los obra con el C 63 AMG, ya de por sí espectacular. Al nuevo "hijo" lo llaman C 63 AMG Edition 507. Con la transferencia de tecnología del motor del SLS AMG, consistente en aprovecharse de los pistones forjados, las bielas y el cigüeñal con el que está construido –lo cual reduce en tres kilos el peso y tiene mayor facilidad para subir de vueltas gracias a la reducción de inercias–, se han ganado 50 caballos extra, aunque mantenga la cilindrada en unos también espectaculares 6,3 litros. La cifra de par se sitúa en 610 Nm, 10 más que la versión de la que deriva.

Según Mercedes, “el C 63 AMG Edition 507 va dirigido a los conductores con ambiciones deportivas que aprecian la tecnología punta y los detalles exclusivos de diseño y equipamiento”.

Esta bestia acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos en el caso de la berlina y el coupé, mientras que la versión Estate (familiar) tarda una décima más. O sea, que se cepilla con dos décimas de segundo a la variante C 63 AMG “a secas” de “solo” 457 caballos. Eso sí, con respecto al C 63 AMG Performance, que recordemos ofrece 487 caballos, es solo una décima más rápido.

Todos los Edition 507 llevan de serie el paquete AMG Driver, y la velocidad máxima es en todas ellas de 280 km/h. Esta incluye, además, la participación en un entrenamiento de conductores de la AMG Driving Academy. Vamos, que viene con dos panes debajo del brazo.

Por fuera podemos saber que se trata del 507 Edition, entre otras muchas cosas, por el capó, que es el mismo del C 63 AMG Black Series. Este se caracteriza por llevar dos notables aberturas para la evacuación del calor motor.

También se distingue por las llantas de radios cruzados de forja ligera con ruedas de 235/35 R19 delante y 255/30 R19 detrás. Como opción, se puede pedir que la carrocería esté pintada en “designo platino magno”, un acabado de pintura exclusivo para este modelo en cualquiera de sus carrocerías. Los frenos también han sido objeto de revisión y tienen más mordiente.

Los precios del C 63 AMG Edition 507 van desde los 95.585 euros de la versión Estate, a los 98.010 del Coupé, pasando por los 95.710 de la berlina.