Coches

- Rafa J. Cid

Koenigsegg One: por cada kilo, un caballo

Así de asombrosa es la relación peso/potencia del nuevo Koenigsegg One, que además sirve para darle nombre: cada uno de sus 1.360 caballos deberá mover tan un solo kilo de peso –1.360 en total–, una cifra no lejana a la de los mejores monoplazas de competición.

El motor, capaz de generar la mayor cifra de potencia de un coche homologado, es un 5.0 V8 sobrealimentado, asociado a una caja de cambios de siete marchas con doble embrague. Es capaz de alcanzar los 400 km/h en tan solo 20 segundos, y su velocidad máxima ha sido estimada en la friolera de 440 km/h, lo que supondría un nuevo record mundial que sus responsables pronto intentarán batir.

Chasis de fibra de carbono, suspensión de dureza variable o aerodinámica activa son algunas de sus características, esta última capaz de aportar más de 600 kilos de peso a 260 km/h. Por el momento no hay precio para este nuevo superdeportivo, del que solamente se fabricarán 6 unidades a un precio que no ha sido desvelado, y que al parecer están ya todas ellas vendidas. Este año, además, la firma conmemora el 20 aniversario de su nacimiento.