Novedad

- Rafael J. Cid

Menos kilos y autoblocante trasero para el Porsche 911 T

Rememora la versión Touring de 1968, especialmente diseñada para puristas. 

Con el 911 Carrera T, Porsche revive el concepto purista que hay detrás del 911 T de 1968: el menor peso, unas relaciones de transmisión más cortas en la caja de cambios manual y un sistema de tracción trasera con diferencial autoblocante mecánico buscan mejorar el rendimiento e intensificar el placer de conducción. Y ojo, la T no es de Turbo –otra larga tradición Porsche–, sino de Touring (Turismo).

El peso del nuevo modelo es de 1.425 kilos, 80 menos que los Carrera de serie. Para ello, la luneta trasera y los cristales laterales de atrás están hechos de material ligero y, para la apertura de las puertas, se usan unos tiradores de cuero. Las piezas para la absorción de sonido se han reducido en gran medida, los asientos traseros se han quitado y también existe la posibilidad de suprimir el Porsche Communication Management (PCM). Solo los dos asientos delanteros son 20 kilos más ligeros que en un 911 Carrera.

Los logos 911 Carrera T en el lateral distinguen a esta versión, junto a las llantas de 20" o los retrovisores en gris. | Porsche

El motor bóxer de seis cilindros y tres litros con doble turbocompresor desarrolla 370 CV de potencia y un par máximo de 450 Nm. Gracias a la transmisión manual con unas relaciones de cambio acortadas y al diferencial autoblocante mecánico, el 911 Carrera T acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, 0,1 segundos más rápido que el 911 Carrera Coupé. Mientras, la velocidad máxima está por encima de los 290 km/h.

El 911 Carrera T se podrá entregar a partir de enero de 2018 a un precio de 124.259 euros. 

Los tiradores de las puertas en tela sirven para ahorrar peso, como los asientos específicos. | Porsche